Quien desee disfrutar de un momento de intimidad con la mejor pintura, que vaya a El Carpio y pregunte por la exposición de Paco Montañés. Belleza, amor, maestría y naturalidad es lo que emana de la maravillosa obra pictórica de este artista, natural de Alcalá la Real, que ha viajado por todo el mundo en busca del arte y que ahora podemos disfrutar en la Casa del Alcaide de El Carpio.

Leaderboard-02-post-cultura – Otoño 2017 – IMAE

El pasado martes día 10 de julio se inauguró en Scarpia’18 la exposición de retratos de Paco Montañés y se presentó La joven del kimono, retrato adquirido por el ayuntamiento de El Carpio, que colgará (a la intemperie) a partir de ahora, a modo de intervención artística.

La inauguración en sí misma constituyó un acto de singular belleza gracias al breve y hermoso recital que ofreció la elegante harpista Maite García Donet. García Donet realizó una acertada selección de repertorio afín al espíritu de la obra expuesta. La declaración de amor a la pintura que el propio artista realizó ante La joven del kimono sirvió de colofón al acto.

Pasear entre la pequeña colección de retratos de Paco Montañés es una experiencia estética de primer nivel. Montañés es un artista que recoge la mejor tradición de la pintura española y de los maestros antiguos por un lado y las técnicas y el pensamiento de la gran pintura china y japonesa por otro. El resultado es una obra velazqueña, exquisita y refinadísima, un arte del retrato en el que por encima del (abrumador) virtuosismo pictórico emerge la gran naturalidad del arte.

Joyas como el diminuto y maravilloso retrato circular de la joven pelirroja, el de la joven con el broche dorado en el cabello que se halla frente a ella, pintado con una sutileza y una ausencia inefables; el de la mujer con el pañuelo en la cabeza o el magistral retrato masculino a carboncillo, de extraordinaria factura, revelan sin palabras los secretos de un artista tan excelente.

Paco Montañés ha retratado a diversos artistas e intelectuales vinculados a la ciudad de Córdoba, como el poeta y erudito Ismael Diadié, la gran poetisa y primera directora de la Fundación Antonio Gala, Elsa López y el guitarrista Ricardo Gallén, asiduo de nuestro festival de la guitarra. También retrata a sus seres queridos y a todos aquellos personajes que captan la atención de su sensibilidad en sus viajes, a sus modelos y, por supuesto, a todo el privilegiado que tenga la feliz idea de encargarle un retrato. Larga vida a La joven del kimono.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest