leaderboard-01-post-cordopolis – Periódica Clínica Eduardo López – Clínica Eduardo López

Aparcar. Caminar. Subir y bajar escalones. Tirar la basura. Estos son ejemplos de las facilidades de las que disfrutamos las personas que contamos con el cien por cien de nuestra movilidad. Hemos crecido con esas facilidades tan aprehendidas que, mientras que para unos es toda una normalidad salir a pasear, para otros supone una odisea dadas las múltiples dificultades con las que se encuentran en el camino. En el año que empieza, Córdoba tiene el reto de convertirse en una ciudad realmente accesible -para todos- que lleve a la práctica real la legislación vigente.

Manuel Sánchez intentando subir un escalón en el barrio del Guadalquivir | MADERO CUBERO
Manuel Sánchez intentando subir un escalón en el barrio del Guadalquivir | MADERO CUBERO

Manuel Sánchez es una de las personas que ve cómo su día a día no se desarrolla con normalidad. Afectado por la enfermedad de polio, Sánchez sólo puede moverse ayudado por su silla de ruedas. Vecino del barrio del Guadalquivir, este cordobés denuncia cómo el estado de abandono de la calzada ha provocado que el pavimento de la calle Libertador Joaquín José da Silva Xavier se haya levantado. Esto impide que pueda desplazarse ni siquiera a su centro de salud, por lo que debe hacerlo por la carretera, con los peligros que esta acción conlleva. A su vez, Sánchez denuncia que el acerado acaba en un escalón y no en rampa, un hecho que también dificultad pasear por la calzada.

Leaderboard Header Primera – Periódica Hammam – Hammam Al-Andalus

Rafael López es otro cordobés afectado también por la misma enfermedad que Sánchez y visibiliza otra de las necesidades de este colectivo: el que afecta a los contenedores de Sadeco. Tal y como explica, la altura de estos elementos impide que una persona con movilidad reducida pueda cumplir “con sus obligaciones como ciudadano y verter dentro la basura”. Esta situación obliga a que muchos usuarios dejen sus bolsas justamente al lado del contenedor. Una acción tan sencilla como tirar la basura se convierte en otra barrera diaria.

Rafael
Rafael López intentando tirar basura en un contenedor | MADERO CUBERO

Sin embargo, uno de los mayores escollos con los que se encuentra este colectivo es el de los aparcamientos que el Ayuntamiento de Córdoba destina a estas personas. José María Madero muestra a este periódico el gran número de escritos -más de una decena- que ha remitido tanto al Consistorio como a la Oficina de Accesibilidad municipal. En todos ellos, Madero pide al Ayuntamiento el “restablecimiento de los derechos de todas las personas con movilidad reducida”, peticiones que no han sido satisfechas y que están en conocimiento del Defensor del Pueblo Andaluz.

En relación a los aparcamientos, Madero ha pedido al Ayuntamiento un mapa para conocer dónde se encuentran las plazas destinadas a personas con movilidad reducida. Según recoge la legislación vigente, los principales centros de actividad de los núcleos urbanos deben disponer de un mínimo de una plaza de aparcamiento por cada 40 plazas. Sin embargo, actualmente se desconocen cuántas plazas hay destinadas en Córdoba. En el caso de querer acudir al centro, Madero asegura tener que salir “hasta dos horas antes” para poder encontrar aparcamiento” dadas las escasas plazas.

En este sentido, Madero denuncia que los aparcamientos de la calle Gondomar, Avenida de América y Diputación de Córdoba no respetan con la legislación vigente ya que no cuentan con las medidas exigidas. Sánchez relata, por otro lado, la situación por la que atraviesa siempre que quiere aparcar en las plazas destinadas en la zona de Ramón y Cajal. “Por un convenio entre la Subdelegación de Defensa y la Delegación de Igualdad y Políticas Sociales se han ubicado siempre dos plazas de aparcamiento”. Sin embargo, “son utilizadas por los trabajadores de dicha delegación con tarjetas expedidas a nombre de la Delegación de Igualdad, cuando no son usadas por militares y sin tarjeta”.

Jose María Madero intentando bajar de su coche en un aparcamiento | MADERO CUBERO
Jose María Madero intentando bajar de su coche en un aparcamiento | MADERO CUBERO

El buen uso de estas cédulas, que permiten el estacionamiento en las plazas de movilidad reducida, también es una petición que comparte el colectivo. En este punto, pide a las instituciones un mayor control para que estas tarjetas sean usadas exclusivamente por sus titulares. Según los últimos datos de la Junta de Andalucía, a 11 de noviembre de 2017, Córdoba es la provincia con menos tarjetas de estacionamiento expedidas: un total de 4.241.

Durante la campaña para las elecciones municipales de 2015, la “accesibilidad universal” fue uno de los mantras de la actual alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio. Sin embargo, la realidad que describe el colectivo difiere de las promesas electorales; una situación que se palia en ocasiones con lo que el colectivo denomina “ajustes razonables”. Es decir, modificaciones y adaptaciones necesarias que no impongan una carga económica desproporcionada o indebida a las instituciones.

Córdoba arranca el nuevo año con una de una gran obra: la remodelación del Gran Teatro, precisamente para adaptar el edificio a las necesidades de las personas con movilidad reducida. Esta intervención se produce gracias a la acción de la Fiscalía y por las denuncias presentadas por un ciudadano. Pero queda mucho por hacer. ¿Será 2018 el año de la Córdoba accesible?

18 comentarios

  • Hola, guest
    • Efectivamente, anteriormente instalaciones deportivas Vista Alegre. Se desconocen las actuaciones que estamos detrás el propio colectivo, impulsando, demandando y el Consistorio y su oficina de accesibilidad a remolque de nuestras demandas, que en más ocasiones de las deseadas llegan a los tribunales. Mucho prometer y poco hacer
  • Una Sociedad justa, una sociedad igualitaria necesita de todos y cada un@ de las mujeres y hombres de la que la forman parte. Sin ninguna distinción por credo, raza, discapacidad, etc. En dicho hilo que poco defendible es que el propio Ayuntamiento no elimine las barreras arquitectónicas y no cumplan la legislación vigente. Es más diría que una Ciudad milenaria, crisol de culturas, patrimonio de la humanidad, referente en la convivencia de credos y culturas no puede adoptar la postura de mirar hacia el otro lado. Cumplan lo que tienen que cumplir y en definitiva hacer una sociedad mas amable para todos.
  • Actualmente el Ayuntamiento tiene, que yo tenga conocimiento, CUATRO solicitud de amparo ante el Defensor del Pueblo Andalucía, algunas con más de dos años de antigüedad. El Ayuntamiento y su Oficina de Accesibilidad dan la callada por respuesta en más ocasiones de las deseadas. Peticiones que "duermen el sueño de los justos". Incumplen la legalidad vigente a sabiendas.Actualmente se han pasado algunas peticiones de auxilio a La Oficina para la atención a la Discapacidad, del Gobierno de España. Nos tememos, por la poca voluntad y mucha paciencia por el colectivo, tendrán q terminar en la Fiscalía 
  • También hay que andar por la carretera al no haber ni siquiera acerado al final de la calle Cañada Real Mestas hacia la Carretera de Palma del Rio, frente bar Delicias siendo muy transitada y un peligro para todos
  • Los Ayuntamientos, se caracterizan por el talante de sus Gobernantes, las Ciudades por sus gentes. En definitiva, todos somos pueblo. Cuando los Gobernantes, se desvinculan de los gobernados surge o nace la desconexión, como el caso que nos ocupa. Una ciudad y digo bien una y solo una ciudad para todos. Ciudad amable, que respete la peatonalización teniendo en cuenta a los que no pueden andar, a los mayores que se quedan solos en sus barrios lejos de los suyos, que tienen la obligación moral y legal de asistirlos. Las restricciones de tráfico, con la responsabilidad de dejar acceder al que no puede andar. Las reformas de nuestra ciudad no pueden aíslar paulatinamente a unos colectivos, con los mismos derechos que el resto de ciudadanos. Entiendo que, entre otras cosas, reclaman que se cumplan la ley en materia de reserva de plazas de aparcamientos a personas con movilidad reducida y qué el Ayuntamiento está fuera de norma. Pues miren ustedes, aportan ideas como tramos de calle reservados a personas con movilidad reducida. Lo que no es admisible, son medidas lava conciencias, y poner aparcamientos minúsculos, en calles inclinadas, con desnivel y que no posibilitan el bajarse del coche. Simplemente acometan lo que deben acometer.
  • La fundamentación de esta entrevista, está basada en nuestro descontento por el abandono que sufre el colectivo de personas con discapacidad por parte de nuestro ayuntamiento y por vinculación directa la oficina de accesibilidad, que es donde relega el Ayuntamiento todas las cuestiones de las personas con discapacidad y la accesibilidad. Práctica habitual de la oficina de accesibilidad, al menos de nuestra experiencia, (nunca olvidar que es el Ayuntamiento) es eternizar las peticiones, los expedientes, refugiándose en la falta de medios, cuando no en los ajustes razonables y curiosamente nunca refuerza con medidas de acción positivas. DEMANDAMOS UNA OFICINA DE ACCESIBILIDAD PROACTIVA. Se debe impulsar un cambio de paradigma en las políticas sobre la discapacidad, pasando desde el enfoque asistencial al de garantía de derechos. La convención internacional de los derechos de las personas con discapacidad, ha supuesto la consagración del enfoque de derechos, de modo que considera a las personas con discapacidad sujetos titulares de derechos y los poderes públicos están obligados a garantizar que el ejercicio de esos derechos sea pleno y efectivo.
  • Y sobre todo que la misma policía local no aparque en nuestro sitio para ir a comprar el pan, esa foto es del aparcamiento reservado para minusválido que está en la avenida de rabanales junto al Centro Cívico Lepanto http://i67.tinypic.com/30ll2s2.jpg
    • La propia Delegación provincial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Córdoba. Tuvo en tiempo tarjetas de aparcamiento dirigidas a personas con movilidad reducida,  que utilizaban en su día a dia sus conductores sin movilidad reducida.
      • pues a esos que los denuncien, pero con una buena sancion por usar tarjetas sin ser personas con movilidad reducido, pienso que los que si la tenemos no tenemos culpa de la mala praxis de esas personas
  • Las amplias zonas peatonales tienen como inconveniente que el acceso de transporte público, taxis o autobuses, se ve limitado a puntos muy concretos, y esto perjudica precisamente a personas de movilidad reducida como son principalmente las personas mayores con problemas para caminar grandes distancias. Una gran zona peatonal acaba expulsando a las personas con movilidad reducida, porque éstas son las que más necesitan transporte rodado, sea público o privado. Las zonas peatonales tienen sobre todo un interés comercial, como vemos en el centro, el tema ecológico es un trampantojo, porque puestos a perseguir la contaminación debería prohibirse la circulación de vehículos diésel con más de diez años y fomentar los gasolina, híbridos o eléctricos a través del impuesto de circulación o de que se pongan menos trabas para su circulación por la ciudad. 
    • Santiago esto que copio y pego no es veraz "como son principalmente las personas mayores con problemas para caminar grandes distancias" Hay que tener en cuenta que: las personas mayores, en la mayoría de los casos, solo padecen la movilidad reducida en el final de sus días. Cuando el colectivo de que formo parte lo llevamos sufriendo toda una vida, concretando desde los 14 meses.  Aún así, entiendo sus palabras como apoyo y agradezco, pero creo es necesaria la aclaración. También es importante conocer que una ciudad accesible es positiva para todos!
  • Decidimos “levantarnos” y solicitar, pedir, reclamar exigir, demandar, denunciar, una Sociedad más justa e igualitaria.  Las barreras con las que nos encontramos forman parte de la cultura, de nuestra forma de ser, van intrínsecamente con la Sociedad, formando parte de su eje transversal. Tenemos que zamarrear y cambiar algo que forma parte de lo cotidiano y tiene que pasar a ser lo esporádico, lo insignificante, lo superfluo o lo anecdótico.  Curiosamente con la mirada histórica, hacer reflexionar y aportar el siguiente pensamiento: Hemos ganado en miras, pretensiones, mucho de esto auspiciado por la U. E. que nos hace subirnos a remolque, por imperativo. Pero desgraciadamente no se cumple y tiene pocas trazas de llevarse a cabo. Tenemos reminiscencia de la sociedad de la picaresca.  Como ejemplo desde hace aproximadamente tres meses se ha solicitado que en las instalaciones deportivas de poniente se ponga una silla hidráulica que ayude a salir y entrar en la misma (piscina olímpica). Aun sin respuesta.