leaderboard-01-post-cordopolis – Periódica Clínica Eduardo López – Clínica Eduardo López
Embalse de la Breña | MADERO CUBERO
Embalse de la Breña | MADERO CUBERO

La situación no es alarmante… todavía. Los embalses de la provincia de Córdoba empiezan a secarse tras unos desembalases extraordinarios para atender a los regadíos y que no se perdieran los cultivos de la última campaña. Esto, unido al calor (que provoca una mayor evaporación del agua) ha hecho que los pantanos cordobeses estén casi a la mitad de lo que suelen estar por estas fechas, según los datos de la última década.

Así, este domingo los embalses cordobeses estaban al 38,26% de su capacidad, según los datos actualizados del Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación. La media de la última década, según los datos de la propia Confederación, es que por estas fechas los pantanos tengan una capacidad media del 63,56%.

Leaderboard Header Primera – Periódica Hammam – Hammam Al-Andalus

Aunque técnicamente no ha habido sequía en el otoño y el invierno pasado, sí que un retraso en la llegada de las lluvias provocó daños en cultivos. Esto hizo que se decidiera desembalsar más agua de la habitual en verano para salvar algunos, como los cítricos del Valle del Guadalquivir. Unido a la evaporación, ha dejado algunos pantanos de la provincia en niveles críticos.

Ninguno de los embalses en niveles más bajos son de los que beben la capital y los pueblos. Al contrario, los pantanos en niveles casi ínfimos se construyeron precisamente para garantizar el regadío. Algo que en caso de que el año agrícola fuera más seco de lo habitual no estaría garantizado para la próxima campaña.

Así, a día de hoy en los embalses cordobeses hay poco más de 1.300 hectómetros cúbicos de agua. En la última década, la media es de 2.168. Por estas fechas, en el año 2016 había un total de 1.959 hectómetros cúbicos de agua: más de 600 más que en la actualidad.

Por embalses, en Córdoba el caso más extremo es el de La Breña II, que apenas si retiene un 24% del agua que es capaz de embalsar. Este embalse suministra principalmente los regadíos del Valle del Guadalquivir. El bajo nivel del pantano está provocando, además, una gran mortalidad entre los peces que lo habitan.

El mayor embalse de todos, el de Iznájar, está al 38% de su capacidad (en la media con el conjunto de la provincia), y Vadomojón, en el Guadajoz, apenas al 30%. Este último también sirve para riego, no así el de Iznájar, principal fuente de suministro de agua potable para todos los pueblos del Sur de la provincia.

En Córdoba capital, San Rafael de Navallana está al 39% de su capacidad. Pero la situación en la capital no es preocupante, ya que el pantano principal, el del Guadalmellato, está al 59,2%. Es decir, en la capital hay agua garantizada para los próximos tres años, suponiendo que no lloviese nada. La situación en la zona del Bembézar y Martín Gonzalo también es buena.

Leaderboard-03-post-cordoba-hoy – Córdoba Universal – Ayuntamiento de Córdoba

2 comentarios

  • Hola, guest
    • Una gran propuesta la suya, sí señor. También podríamos ducharnos sólo el día del mes que coincida con la terminación de nuestro DNI.Mucho mejor eso que modernizar sistemas de riego y abastecimiento y mejor que racionalizar el consumo de los grandes consumidores de agua.