Uno de los manuscritos de Tombuctú.
Uno de los manuscritos de Tombuctú.

El vicepresidente ejecutivo de la Fundación Fondo Kati, Antonio Vila, ha recordado que este sábado 22 de julio se cumplen 550 años de la salida de Toledo del juez musulmán Ali ben Ziyad al-Quti llevando consigo los primeros legajos que han dado origen a esta biblioteca de los manuscritos de la Biblioteca Andalusí de Tombuctú. En esa biblioteca están muchos manuscritos de la historia de Al Andalus, gran parte de ellos redactados en Córdoba.

Asimismo, ha indicado en declaraciones a Europa Press que espera que este año cierre definitivamente el espacio donde se expondrán los manuscritos, para lo cual todos los Patronos y Patrocinadores están trabajando “intensamente”.

Leaderboard-02-post-cultura – Otoño 2017 – IMAE

El Fondo Kati cuenta a día de hoy con 12.714 manuscritos, 1.102 de ellos llevan en sus márgenes 7.126 textos sobre la historia de Al-Ándalus, del Sur de Francia, de los Imperios de Ghana, de Mali, del Songhai y de la propia familia Kati.

Cabe recordar que Ismael Diadié Haidara, presidente de la Fundación Fondo Kati, huyó de Tombuctú, escapando de la muerte. En abril de 2012, los salafistas rodearon su casa para destruir el Fondo Kati, un legado de más de 12.000 manuscritos creado por la familia Kati y reunificado por Ismael.

Empujado por la guerra, Ismael desanda el camino iniciado cinco siglos atrás por Alí Ben Ziyad Al Qutí, que dejó Toledo en 1467 llevándose consigo los 400 manuscritos iniciales del fondo en busca de un hogar en paz en Malí. En su fuga hacia Granada, Ismael logró dispersar miles de manuscritos escondidos en desvanes de familiares.

El vicepresidente de la Fundación Fondo Kati y directivo de DKV Seguros, Antonio Vila, ha indicado que “en septiembre comenzamos el traslado de los primeros 500 manuscritos de Mali a España, para su restauración, digitalización y exposición”.

En este sentido, ha añadido que “es necesario recuperar parte de nuestra historia menos conocida, que no ha sido después de más de cinco siglos traducida o digitalizada y que permanece oculta en baúles con el peligro de ser robados o destruidos por los extremistas religiosos del norte de Mali”.

Por ello, Vila no dudó en viajar el pasado año a Mali para negociar con el Gobierno Maliense, gracias al patrocinio de DKV Seguros y de la Fundación Cajasol, que permitiera la exposición en España, para lo cual “tenemos el total apoyo de la ministra de la Investigación del Gobierno de Mali y de la Embajada de Mali en España”. Además, en su capital, Bamako, han comenzado a digitalizarse los primeros manuscritos a través de la Entidad Savama, colaboradora del Fondo Kati desde hace años”.

“Lo verdaderamente importante para nuestra Fundación y para la ministra maliense es sacar el contenido de lo que está escrito en los manuscritos y demostrar que puede haber una relación entre las diferentes culturas”, ha afirmado Antonio Vila, que ha añadido que “creemos que el proyecto del Fondo Kati en España puede servir de ejemplo y de hilo conductor de la tan deseada paz entre culturas”.

2 comentarios

  • Hola, guest
  • […] uno de estos héroes, creador de la Biblioteca Mamma Haidara. Otra colección importante, el Fondo Ka’ti, base de la Biblioteca Andalusí de Tombuctú, también forma parte del proyecto con sus más de […]