Chaparro, 3: la verdadera esencia de la casa de vecinos

Seis familias componen esta casa-patio de Santa Marina-San Agustín construida en 1988 y donde se respira la naturaleza real de la fiesta

0
Patio de arquitectura moderna en la Calle Chaparro, 3 | MADERO CUBERO
Patio de arquitectura moderna en la Calle Chaparro, 3 | MADERO CUBERO

La casa de la calle Chaparro, 3 es una de las pocas viviendas -de las que se presenta al Concurso- que aún hoy conservan el espíritu de las antiguas casas de vecinos. Fue en los años 80 cuando seis familias llegaron al barrio de Santa Marina-San Agustín y en 1988 cuando compraron un solar sobre el que hoy se levanta esta casa. Desde sus inicios, sus propietarios siempre han apostado por recrear un antiguo patio cordobés y por hacer vida en torno a él. En 2010, decidieron abrir la puertas al público y al Concurso y el año pasado consiguieron el tercer premio.

Aunque es una construcción de arquitectura moderna, el patio cuenta con 100 metros cuadrados ya que uno de los requisitos que establecía Vimcorsa -propietaria del solar- era que la nueva vivienda tenía que destinar un 25% de su superficie a la construcción de un patio. En el fondo del patio destacan un arco y una variedad floral muy heterogénea compuesta por plantas muy diferentes, desde el chirimoyo, el pomelo, el membrillo en fase de crecimiento, hasta las especies comunes como la gitanilla, el geranio, los claveles o calanchoes. Un ficus benjamina el centro de este espacio y se convierte en el protagonista del patio, que también está abierto durante Navidad.

Algunas de la propietarias del patio de arquitectura moderna en la Calle Chaparro, 3 | MADERO CUBERO
Algunas de la propietarias del patio de arquitectura moderna en la Calle Chaparro, 3 | MADERO CUBERO

El patio se convierte, para estas seis familias, en un lugar de fiesta y de encuentro. Aunque también de trabajo. Desde el momento en que se construyó la casa, las propietarios de la vivienda establecieron un “cronograma” que indica a qué familia le corresponde el riego y el cuidado del patio cada semana. “Esta organización hace que el patio se mantenga bien durante todos los días del año y no sea tan cansado”, señala Antonia León, una de las propietarias de la casa, que también

Entre los aspectos distintivos del patio, León señala “la paz y la calma que a los visitantes reciben el entrar”. “Además, nos dicen que es muy relajante ya que está todo muy armonizado, tanto en plantas como en colores”, continúa León, que también hace mención “a los detalles y al bus gusto” que se extienden a lo largo del patio.

Con respecto a elementos antiguos, León reconoce que el patio no cuenta con demasiados, “alguna radio antigua y otros objetos, pero somos de arquitectura moderna y queremos innovar: introducir aspectos nuevos pero siempre manteniendo la esencia de lo que era una casa de vecinos”, concluye la propietaria.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest