Leaderboard-01-post-deportes – Periódica Milar – Milar
Rodri, en una acción ante el Valladolid y bajo la mirada de Pedro Ríos | LOF
Rodri, en una acción ante el Valladolid y bajo la mirada de Pedro Ríos | LOF

Soplan vientos favorables cuando la nave surca mares propios. De un tiempo a esta parte todo marcha casi a la perfección en El Arcángel, donde el Córdoba suma trece de los últimos quince puntos disputados. El conjunto blanquiverde logró reconducir la situación como local y del mismo modo salvó diferentes momentos críticos. Pero esos guarismos no son suficientes para encontrar un desahogo mayor en la clasificación, en la que sí es cierto que toma oxigeno tras vencer al Almería. Después de ese partido consiguió establecer una distancia de cuatro puntos con el descenso, una cifra que quiere mantener o aumentar el próximo domingo. Un objetivo para el que el conjunto blanquiverde tiene que cumplir con un deber ya ineludible. Ése no es otro que vencer en su rol de visitante, algo que no supo hacer desde diciembre en una trayectoria que supone un constante quebradero de cabeza. De hecho, el cuadro califal no sumó lejos de casa en lo que va de año. Por ese motivo encara su visita al Mallorca con la firme intención de celebrar al fin una victoria en feudo ajeno.

Curiosamente, el estreno de Carrión al frente del primer equipo se produjo con la suma de tres puntos en Reus. En su siguiente salida, el Córdoba también logró el triunfo en Oviedo. Fue la última vez, allá por el mes de diciembre y en el penúltimo duelo oficial de 2016, en que el conjunto blanquiverde añadió algún punto en su casillero después de jugar fuera de su estadio. El regreso a los terrenos de juego se dio con un declive global del que los califales consiguieron escapar en El Arcángel. La situación es otra para el equipo cuando actúa como visitante. Siete derrotas en siete partidos, ése es el negativo balance lejos de casa en lo que va de año. Una estadística que aparece en la actualidad como punto negro para los cordobesistas, que quieren destrozarla en sólo unos días en Mallorca. En este caso con el añadido de que el rival lo es directísimo en la pugna por la salvación. Los baleares atraviesan una etapa más que delicada, ya que ven cómo poco a poco se aleja la permanencia. En ese sentido, se encuentran a ocho puntos de los blanquiverdes, que saben que un tropiezo esta vez supone dar aire a un adversario muy herido.

“Creo que son tres puntos vitales, pero ahora hay que ir a Mallorca a ganar”, expresó contundente Carrión el pasado domingo después de que su equipo superara, en otro partido decisivo, al Almería. Lógicamente, el técnico respiró aliviado y sonrió tras esa victoria, que no sólo permitía escapar del descenso sino abrir una ligera brecha con las posiciones de peligro. Pero ya entonces pensaba el catalán en la necesidad de ganar también lejos de El Arcángel. Una nueva oportunidad de hacerlo tiene el cuadro califal en tierras baleares, donde más difícil va a ser poner a favor el goal average particular con el conjunto bermellón. Para igualarlo no queda otra que vencer por 0-2, si bien lo cierto es que lo primordial para los blanquiverdes es sumar los tres puntos, pues con ellos dejarían casi encarrilada su permanencia en Segunda A. En la consecución de su objetivo, la escuadra cordobesista tiene que dar cumplimiento además a otra tarea pendiente: dejar la puerta a cero. Porque como visitante sólo dejó de encajar gol en Alcorcón -también en Copa- y así es difícil derrotar a ningún rival.

Leaderboard-02-post-deportes – Nueva Orleans – Mc Donalds

No hay comentarios aún

  • Hola, guest