leaderboard-01-post-cordopolis – Periódica Clínica Eduardo López – Clínica Eduardo López
Uno de los perros que viven en el Centro de Control Animal.
Uno de los perros que viven en el Centro de Control Animal.

“El pasado sábado estuvimos en el Centro de Control Animal (CECA) y a partir de las 12:00, la empleada decía a las personas que entraban que no había tiempo para atenderlas. Aunque la perrera abre de 10:00 a 14:00, hay veces que a las 13:00 ya se le dice a la gente que no va a poder ser atendida”. La organización que relata estos hechos es SOS Perrera Córdoba, una protectora de animales que lucha por mejorar la calidad de vida de los animales que residen en el CECA. Habla porque la situación, a su juicio, es insostenible y le pide a Sadeco que ponga soluciones. “Sólo pedimos que contrate a alguna persona más. ¿De qué sirve el trabajo de las protectoras si luego las personas interesadas no pueden ir a adoptar a la perrera?”, se preguntan desde la asociación.

Sadeco pactó en febrero con las protectoras que se pudiese acudir sin cita previa pero respetando unas normas mínimas para, por ejemplo, dejar un animal abandonado o perdido y recuperado por un particular. También para visitas de aquellas personas que hayan perdido un animal y quieran saber si ha sido hallado por los empleados de Sadeco.

Leaderboard Post Cordoba Hoy 2 – Día Madre – Hammam Al-Andalus

No obstante, la empresa instalará un control de acceso al lugar, que estará vigilado por un agente de seguridad. Este tratará de evitar los problemas que se estaban produciendo hasta ahora, principalmente entre los trabajadores de Sadeco y algunos miembros de protectoras de animales. De hecho, Sadeco ha presentado varias denuncias en los juzgados contra algunos de estos miembros por insultos y amenazas, según han denunciado.

La empresa municipal ha pedido colaboración a las protectoras de animales de la ciudad para normalizar su relación, muy deteriorada tras los últimos incidentes. Los empleados se han sentido hasta acosados por algunas personas, que no protectoras, y las protectoras han denunciado también lo que han considerado un trato no adecuado a las mascotas. Ahora, Sadeco quiere que en ocasiones miembros de las protectoras trabajen codo con codo con sus empleados.

Petición de más empleados

Según cuenta SOS Perrera Córdoba, el CECA cuenta actualmente con una única trabajadora: la veterinaria, empleada que realiza las labores administrativas y de cuidado de los animales. De lunes a viernes, esta trabajadora se ve reforzada gracias a los becarios con los que cuenta el CECA. Sin embargo, el horario de estos empleados es de lunes a viernes, por lo que los sábados sólo está la veterinaria. En este sentido, SOS Perrera Córdoba asegura no entender “cómo en Sadeco sí hay dinero que se utiliza para gastos innecesarios y no se utiliza para contratar a una persona en algo tan básico como es atender a la gente”.

El pasado mes de diciembre, SOS Perrera Córdoba ya anunció medidas legales con la asistencia sanitaria en el centro. Según los activistas, la denuncia se fundamentó en “todos los informes veterinarios con los que contamos, los cuales manifiestan la falta de asistencia veterinaria de multitud de perros y gatos que desde la Asociación hemos ido rescatando de Sadeco”.

Esta falta de personal y de atención no afecta únicamente al cuidado de los animales o a los cordobeses que acuden al CECA para adoptar. Tal y como cuentan desde la organización, “hace dos semanas vino una familia de Madrid expresamente para adoptar a un animal que había visto a través de redes sociales. Se presentaron en el CECA a la 13:00 y les dijeron que no les iban a dar al perro. El pasado sábado le pasó lo mismo a una familia que vino desde Sevilla. La perrera está saturada y hace falta personal”.

Junto a una petición de contratación de personal, desde la organización también piden a Sadeco que amplíen el horario de la perrera; todo ello para responder a las necesidades de “todas aquellas personas que vienen a adoptar”. La asociación cuenta que “muchas veces nos llegan a confundir con la propia perrera y a nuestra dirección de email nos llegan correos preguntándonos por qué no abrimos por la tarde. Si desde la asociación pedimos que abran por la tarde es porque es el momento del día en el que puede ir la gente”.

Pero este requerimiento que la asociación hace a Sadeco no es nuevo. La organización recuerda que “el pasado año ya nos reunimos con la gerencia de Sadeco y le presentamos un proyecto de mejora. Ahí ya le pedíamos que ampliaran el horario de apertura. Y la reunión fue fenomenal pero, desgraciadamente, no se ha hecho nada”. A finales del mes de enero, SOS Perrera Córdoba solicitó de nuevo una reunión. Sin embargo, no ha habido respuesta. “La petición la hicimos formalmente, a través del registro de entrada de Sadeco, pero no hemos tenido ni una llamada ni un email”. Ante esta situación, la organización recurre a las publicaciones en Facebook y Twitter porque “sabemos que por ahí sí nos leen”.

Uno de los perros que viven en el Centro de Control Animal.
Uno de los perros que viven en el Centro de Control Animal.

De esta manera, y a través de vídeos y fotos, la asociación da a conocer a la ciudadanía cómo son los animales que entran en la perrera. Sin embargo, esta manera de dar a conocer la situación actual en el CECA también se ha visto afectada por algunos hechos externos a la organización. Tal como cuentan desde la asociación, “a principios de 2015 empezamos a acceder al CECA para recopilar material con el que informar a la ciudadanía”. Sin embargo, “y tras la noticia del sacrificio de animales, a los días siguientes no nos dejaron entrar”. Desde la asociación aseguran que estuvieron “una par de meses luchando y pidiendo reuniones para que esa situación cambiara. Gracias esto conseguimos firmar un acuerdo con el centro a través del cual nos permitía acceder para hacer fotos”.

Pero esta situación volvió a repetirse cuando salió a la luz la denuncia de que 17 asociaciones habían formulado al CECA por el envío de animales al extranjero, hecho que negó de manera “rotunda” la gerencia de Sadeco. “Esta situación de comunicación cero no ayuda nada en la mejora de la vida de los animales porque no podemos difundir los que están allí ni ofrecer la posibilidad de adoptar”.

“Desde la organización tenemos trato cordial tanto con la veterinaria como con los becarios y que no se piensen que esta lucha es contra ellos, para nada. No es nada personal. Al contrario, también es por ellos, para que no estén explotados. En la perrera hay más de 300 animales que necesitan ser atendidos correctamente”, concluyen desde la organización.

Leaderboard-03-post-cordopolis – Cruces de Mayo – Ayuntamiento de Córdoba

2 comentarios

  • Hola, guest