Leaderboard-01-post-BASE – Periódica Citroen – COSERSA
Los jugadores del Bball festejan el título provincial júnior en el pabellón Menéndez Pidal | ÁLEX GALLEGOS
Los jugadores del Bball festejan el título provincial júnior en el pabellón Menéndez Pidal | ÁLEX GALLEGOS

El ganador de la fase regular terminó proclamándose campeón en la Final Four. Podría parecer lo lógico, pero todo el mundo sabe que no es nada fácil. Los adversarios tienen el estímulo de mejorar y el que quedó primero se encuentra con la presión de volver a demostrar otra vez que es el mejor. El Bball Penibética del Sur lo hizo. El conjunto que adiestra Juandi Vázquez resolvió el tramo definitivo de la competición con una lección de dureza mental y solvencia deportiva.

En el cruce de semifinales le cayó en suerte el Maristas, un rival siempre incómodo que cuenta con piezas excelentes como el escolta Unai Friscia. Los del Bball lo sacaron adelante por 71-67, en un duelo que les exigió hasta el final. Luego, en la lucha por el título, midieron sus fuerzas con una formación que garantiza quebraderos de cabeza: el Colegio Virgen del Carmen. Los de Edu Pérez, que en las semifinales protagonizaron un sensacional partido frente al Cordobasket de Rafa Sanz (75-74, remontada incluida), llegaban con la moral a tope y la certeza de tener ya un billete -al lado del Bball- para representar a Córdoba en el próximo Campeonato de Andalucía de Clubes.

Con las gradas del pabellón Menéndez Pidal de la UCO repletas de público -con un comportamiento muy deportivo en ambas hinchadas-, el Bball puso las cosas claras desde el arranque. Con el liderazgo de Josemi Jiménez, un base clásico que hace jugar a los demás y aporta en todas las zonas de la pista, el equipo del lince despachó un primer cuarto de gran intensidad (21-11). En el CV Carmen, Fran Acosta llevaba las riendas y el grupo mostraba su tradicional intensidad, aunque erraron varias canastas fáciles y esos fallos les penalizaron ante un Bball tremendamente concentrado.

Josemi Jiménez conduce el balón | ÁLEX GALLEGOS
Josemi Jiménez conduce el balón | ÁLEX GALLEGOS

En el segundo y tercer cuarto se equilibró la pelea (14-12 y 12-15). Carlos Correderas y Juanra Reyes aportaron puntos para el CV Carmen, que lanzó bastante menos a canasta que su rival y encontró muchas dificultades para combatir el mayor poder físico del Bball, que rotaba a sus interiores para dominar el rebote y la intimidación. Jorge González e Ismael Tamba llevaban el peso en la pintura. En el último cuarto, el Bball se desató. Palacios y Mul ponían brío y ahogaban a los tiradores carmelitas, pero el papel principal lo jugó Edu Casas. Con 21 puntos en 23 minutos, el escolta se mostró como una fuerza imparable para romper el partido.

En los primeros siete minutos del último cuarto, el Carmen solamente pudo anotar un tiro libre. El Bball tampoco arrancó excesivamente fino, pero se entonó antes y lo hizo de un modo brutalmente efectivo, con una andanada de canastas desde todas las zonas. El marcador se disparó ya claramente: 57-40. Ahí se terminó todo. Un intercambio de canastas precedió a la gran fiesta del Bball Córdoba, que festejó el éxito con todo el exceso que la ocasión merecía. Para algunos de los jugadores se trataba del último partido provincial en categoría júnior; para otros, una buena parte, una experiencia de vital importancia para el futuro.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest