El Consejo Social de la Universidad de Córdoba cumple 30 años. Y lo ha celebrado este viernes con una ceremonia institucional en el Salón de Actos de la Facultad de Filosofía y Letras. Como reconocimiento a tres décadas de historia, se ha presentado un libro que recoge los grandes hitos del Consejo Social.

El acto ha contado con las intervenciones del presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán; la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio; el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz Cruz; el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos; el presidente del Consejo Social de la Universidad de Córdoba, Francisco Luis Córdoba; el coordinador del Foro de los Consejos Sociales de las Universidades Públicas Andaluzas, Prudencio Escamilla Tera; el presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Córdoba, José Emilio Carbonell, y los anteriores presidentes del Consejo Social.

Además, los asistentes disfrutaron de Miradas de Futuro, un diálogo en el que participaron el presidente de la Comisión de Transferencia y Relaciones con la Sociedad de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Públicas Españolas, Ladislao Azcona, y el presidente de la Cámara de Cuentas de Andalucía, Antonio López.

El jueves, el Consejo Social de la Universidad de Córdoba celebró una sesión extraordinaria que, por primera vez, fue abierta y pudo seguirse en directo por videostreaming. El pleno contó con la participación del consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano.

El acto contó con presencia de una nutrida representación de los agentes sociales que integran este órgano universitario, y sirvió para repasar los avances y aportaciones que desde el Consejo se han venido desarrollando para afianzar el puente de unión y de sinergias entre la universidad y la sociedad en la que se integra.

Durante la sesión se aprobó la propuesta de creación de la Distinción de Honor del Consejo Social de la UCO y su concesión con carácter extraordinario a sus cinco presidentes desde su constitución en octubre de 1986: Francisco Moreno Crespo (1986-89), José Miguel Salinas Moya (1989-96), Antonio Fernández Poyato (1996-2001), Alfonso Sobrado Palomares (2001-2014) y Anabel Carrillo Lafuente (2004-2015).

En el turno de intervenciones, Ramírez de Arellano felicitó al Consejo y repasó la evolución de las universidades andaluzas en estas tres décadas convirtiéndose en “verdaderos agentes transformadores”. El consejero instó al rector y al presidente del Consejo Social a trabajar “codo a codo” por conseguir objetivos comunes y a afrontar nuevos escenarios protagonizados por la excelencia. Antonio Ramírez de Arellano señaló como reto de futuro la necesidad “de conseguir inversiones compitiendo con los demás, y eso sólo se puede hacer si se conecta el conocimiento con la economía, para lo cual una de las piezas básicas son los Consejos Sociales”.

El presidente del Consejo Social, Francisco Luis Córdoba, definió el acto académico como “una muestra de la transparencia y la visibilidad que debe regir la presencia del Consejo Social” en la sociedad cordobesa y ha denunciado como “puntos grises” los “limitados y desiguales recursos de que disponemos en el ámbito andaluz y nacional” y la necesidad de “mecanismos de interlocución más ágiles” y un “impulso de actualización del Consejo Social en su estructura y gestión interna”.

El rector destacó la contribución fundamental del Consejo Social a la apertura de la Universidad de Córdoba al conjunto de la sociedad y ha expresado su reconocimiento a los diferentes presidentes y consejeros que ha tenido este órgano desde su creación, por su trabajo, dedicación y compromiso desinteresado a lo largo de estos treinta años.

La secretaria del Consejo Social ha recordado que desde que se creó, en 1986, se han celebrado 133 plenos y han participado 160 consejeros de todos los ámbitos de la sociedad cordobesa.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest