Leaderboard-01-post-deportes – Periódica Milar – Milar
Lance de un partido del CBM en Vista Alegre | MADERO CUBERO
Lance de un partido del CBM en Vista Alegre | MADERO CUBERO

Estuvo cerca, pero finalmente no lo consiguió. Trabajó para puntuar pero volverá de vacío. Porque el Cajasur Córdoba de Balonmano (CBM) no pudo traerse nada positivo de su visita al pabellón de los Sueños, donde se midió al Alcobendas. Los granates dieron una lección de garra que les permitió en la segunda mitad meter el miedo en el cuerpo a un cuadro madrileño que se marchó al descanso con un 19-12 a favor. La remontada inconclusa (el resultado definitivo fue de 31-28) llevó a los de Escribano a ponerse a dos goles y con posesión de balón a falta de tres minutos para la conclusión, pero la falta de acierto en momentos clave y sobre todo el excesivo castigo arbitral impidió a la escuadra cordobesa sumar, algo que mereció con creces.

Arrancó fuerte el cuadro local, mucho más metido en el partido y con un ritmo de juego más alto. Por su parte, el Cajasur pareció no entrar con la suficiente concentración, lo que se plasmó en un 4-1 de salida. Pronto los granates consiguieron estabilizar la situación. Lograron nivelar la contienda (9-9) en el minuto 17. Pero a partir de ahí llegarían los peores minutos visitantes. El CBM perdió muchas de sus opciones de puntuar en los últimos diez minutos de la primera parte, cuando fueron superados por su rival, que jugaba a gran velocidad y machacaba al contraataque. Además, la pareja arbitral se cebó especialmente con los de Escribano, que sufrieron varias exclusiones en esta fase, incluida la roja directa a Dublino justo antes del descanso. Era el epílogo a un primer acto que se cerraba con una sangría anotadora en contra de los granates, que pusieron rumbo a los vestuarios con un 19-12 desfavorable.

Leaderboard-02-post-deportes – Scarpia 2017 – COSERSA

Pero la decoración cambió por completo en el segundo acto, con un Cajasur que salió a por todas y con otra cara bien diferente. A pesar de que el Alcobendas cogió su máxima renta (21-13, ocho goles de ventaja) casi al inicio, los cordobeses comenzaron su recuperación teniendo fe y creyendo que todavía se podía sumar. Un parcial de 0-3 sirvió para establecer el 21-16 en el tanteador y la escuadra madrileña tuvo sus primeros problemas para elaborar sus ataques, principalmente amedrentados sus jugadores por el empuje visitante.

Los de Escribano estaban desmelenados gracias a la buena conexión ofensiva con el pivote José Jiménez y a las acciones en portería de Álex Morón, que contribuyó a que su equipo se pusiese a tan sólo dos tantos (25-23) a falta de diez minutos para el final del partido. Pero el Alcobendas supo hacer lo mínimo para cerrar el encuentro ante un Cajasur que falló un ataque para ponerse a un solo gol. Todo ello acompañado del castigo infligido en esos momentos por los colegiados a las filas cordobesas, que sufrieron cinco exclusiones en los últimos ocho minutos. Al final el electrónico mostró un 31-28 favorable a los locales que deja al CBM sin puntos pero con la satisfacción de saber competir y poner en muchos apuros a un grande en su propia pista.

FICHA TÉCNICA

BM ALCOBENDAS, 31: Manolo, Santiago (2), Roberto, Catalina (3), Alberto (1), Gonzalo (1), Mikel (2), Andrés, Sergio (1), Barba (4), Kramarz (1), Gimeno (7), Villoria (5) y Nieto (3).

CAJASUR CÓRDOBA BM, 28: Ramón, Leo Ceballos (3), Del Águila (2), Nano (2), Julián (3), Jiménez (3), Dublino (1), Ruano (2), Labraca, Pablo, Álex Morón, Cabanillas, Dzokic (2), Baena (4) y Morales (6).

ÁRBITROS: Peris y Mohedano. Descalificaron con roja directa a Dublino (29´). Excluyeron a los locales Santiago, Roberto, Sergio, Kramarz y Nieto; y a los visitantes Leo Ceballos, Nano, Julián, Dublino, Pablo, Baena (2) y Ruano (2).

PARCIALES: 3-1, 6-3, 8-7, 11-9, 15-11, 19-12 (descanso), 21-13, 23-19, 25-19, 25-23, 28-25 y 31-28.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la sexta jornada de Liga en División de Honor Plata, disputado en el pabellón de los Sueños de Alcobendas ante unos 250 espectadores.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest