La pancarta

Aquella tarde de marzo del 2015 ya se sabía que el Córdoba bajaría a Segunda división. Aún así, fuimos a la Rosaleda, con ese...

Espero que sepa perdonarme

Algún día seré padre. No se me ocurre nada más irresponsable que procrear, dar vida a quien nunca la deseó. Condenar al mundo. A...

Puerta cero

  El techo de un estadio se desprende. Inventan una pizza de Kit Kat. Un central del Córdoba se estrella con el coche. Un robo...

Plastilina

Ayer fui incapaz de escribir esta columna. Me toca los martes, pero ya es miércoles y mi cerebro sigue retozando perezoso en su cama...

No de fútbol

Dos niños se comunican en los columpios sólo con miradas. Van embutidos en gruesos chaquetones y el contacto con la madera del tobogán les...

Adidas Etrusco

Nunca me gustó estudiar, pero siempre me ha gustado aprender. Quien vea una incoherencia en la anterior frase es que nunca ha pisado una...

Una pregunta

“Sabemos lo que somos; pero no lo que podemos ser”, escribía Shakespeare en Hamlet. El Córdoba también es una tragedia, una lima que no...

Una foto con Valentín

Es difícil no zambullirse en el agua templada de la nostalgia. Paseo por el borde de la siniestra piscina con la tentación de lanzarme...

No derrumbarse

He llegado a esa edad en la que la Navidad es más un contador de ausencias que una festividad ingenua. Siempre falta alguien, aunque...

Botas nuevas

Cuando dejas de ser niño, los regalos se transforman en obligaciones tristes. Objetos grisáceos envueltos en papeles coloridos. En un regalo puedes descubrir que...