Aquí nos ofrecen la posibilidad de degollar al rey Juan Carlos, llevarnos a una infanta un poco payasa, un corazón sanguinolento, SuperVeroínas, a Marilyn de morritos, un pene eyaculante para compartir, un Mickey originario, cerdos canijos, personajes diminutos morenocarreteros, pulpos, toreros, seres indescriptibles. El sábado ya estuvimos desvalijando pero quedan decenas de vecinos del quinto, plátanos transgénicos, basiliscos, grifos, arpías y garrapatas, así podrá tener su pedazo de muro de Berlín y formar parte de los afortunados que estuvieron allí y consiguieron una creciente astilla de la cruz de Cristo incrustada en lecho de cera.

Cuando se cuenten estos años sórdidos de la ciudad habrá un punto y aparte para un lugar y un instante, una especie de Berlín frío y primaveral, y solo si tiene algún ejemplar del Bestiarium Arsenalensis podrá demostrar que de verdad estuvo allí, con los abrigos, los ciervos transparentes, las cajas lyncheanas y la nevera de apartamento de playa, un lugar que linda con un club de padel, una sala de baile, una iglesia evangélica, y una fábrica de áridos.

Esto del cuttercoleccionismo se lo ha inventado Beatriz Sánchez, se llama ‘Sírvase Usted Mismo’, y con ella han colaborado Antonio Blázquez, Verónica Ruth Frías, Cyro García, Miguel Ángel Moreno, José Jurado, Elisabel Prieto y Anders Gronlien (el único que falta en la foto superior, cedida por El Arsenal). No pudo estar Pedro Peinado –pena- inoportunamente enfermo. Todos se encerraron durante un día y plasmaron en un mural de papel de quince metros cuadrados esta cosa fenomenológica y tolkiana, y si va por allí alguna tarde antes del 1 de marzo le darán un cutter y podrá reclutar de este nuevo jardín de las delicias a su monstruo preferido y llevárselo a casa. Yo lo haría, nunca se sabe con el mercado de reliquias.

Sirvase Usted mismo 3
Fotografía Verónica Ruth

Un comentario