Tengo la inmensa suerte y el orgullo de ser amigo de Antonio Manuel Rodríguez Ramos, al que además considero hermano de luchas y referente humano, social y político, también alguien con un alma que no le cabe en el cuerpo y con una generosidad que le hace olvidarse de si mismo en multitud de ocasiones, por esto (y otros motivos) no puedo dejar de indignarme, de enfadarme, de rebelarme y de solidarizarme con él ante la cantidad de insultos y amenazas (hasta de muerte) que un grupo de incalificables le está haciendo desde hace tiempo.

Antonio Manuel, además de un excelente profesor de Derecho, escritor y músico, es un militante de la lucha social contra la injusticia, y esto le ha llevado a actuar en múltiples campos, yo le conozco principalmente por su impagable aportación a la lucha contra la lacra de los desahucios con la creación del Laboratorio Jurídico Antidesahucios junto a su alumnado de Derecho y su incansable batalla para que la memoria del pueblo andaluz no sea borrada por quienes quieren negarla sirviendo a unos intereses que no comprendo, como está haciendo el Obispado de Córdoba con nuestra Mezquita-Catedral.

Antonio Manuel, desgraciadamente, está acostumbrado a que la respuesta a su lucha a favor de los demás no sea que le den las gracias (más bien todo lo contrario), y como muestra tenemos las amenazas (hasta de muerte) que desde hace meses un grupo de incalificables, amparándose en el anonimato de las redes sociales y con la excusa de la defensa de unos valores nacionalcatólicos, le están haciendo. No voy a nombrar aquí el grupo porque no quiero darles publicidad gratuita, pero si quien me está leyendo pertenece a esta “banda” quiero decirle algunas cosas.

En primer lugar quisiera decirle que son unos cobardes, Antonio Manuel participa en un montón de actos públicos defendiendo sus ideas, ¿por qué no acuden a uno de estos actos y plantean sus argumentos allí para que haya debate de ideas? Tal vez sean tan conscientes de la fragilidad de esos argumentos que vuelven a ser cobardes por segunda vez escudándose en el parapeto de una red social sin ser capaces de decir quienes son realmente.

En segundo lugar le digo que YO también SOY Antonio Manuel, no porque tenga las mismas capacidades y virtudes (ya me gustaría…) sino porque humildemente me ofrezco a ser también blanco de sus amenazas fundamentalistas, irracionales y estériles, además lo hago con orgullo. Antonio Manuel es de las pocas personas a quien sería capaz de confiar lo más valioso que tenga, que menos que solidarizarme con un hermano de luchas y compartir con él las consecuencias de esas luchas.

Yo no creo en personas imprescindibles, creo en causas imprescindibles, y las causas por las que Antonio Manuel lucha y es vilipendiado son causas imprescindibles, que además son también mis causas, por eso YO también SOY Antonio Manuel.

Yo no creo en personas imprescindibles, pero tengo que reconocer que cuánto más conozco a Antonio Manuel, más dudas tengo de lo anterior, por eso YO también SOY Antonio Manuel, y por favor disculpen si parece una falta de humildad, no pretendo tal cosa.

Rafael del Castillo Gomariz

11 comentarios

  • Querido Rafael del Castillo Gomariz, tu eres Antonio Manuel, yo también soy Antonio Manuel, incluso mucha gente que engañada por esta gentuza que nos malgobierna y dice cosas diferentes, también son Antonio Manuel
  • Yo también… quisiera ser como Antonio Manuel. Hay muy pocas personas en la vida qué merecen gran admiración y respeto, y él, es una de ellas. Lo digo, por que tengo la suerte de llevar más de una década conociéndole… y además, me siento privilegiado de tener a un amigo qué tanto me enseña… Para mi es un maestro, una gran persona que lleva por bandera la dignidad humana, y el que siempre está dispuesto por la defensa de las injusticias sociales, demostrándolo, día a día. Y el que tuvo la desdicha de ser él, el mensajero, y sacar a la luz los papeles del mayor robo local, y abrió las cortinas para que entrara la luz a las puñeteras (llamadas) Inmatriculaciones, esas desvergüenzas cristinas, esos desmanes de sacristía… por manos de muyahidines católicos y canónicos. Yo, también quisiera ser Antonio Manuel…¡¡
    • GRACIAS. Con mayúsculas. Para Rafa, David, Virginia, Victorio... y para todos y todas que defienden sus causas desde el respeto a la diferencia. Me tenéis. Un abrazo enorme.
  • Rafa aprovecha tu carta para poner mi particular yo también soy Antonio Manuel #yotbsoyantoniomanuel, y sin embargo soy mujer, pero soy Antonio Manuel porque he decidido que hoy voy a serlo, porque quiero personas como él en mi vida, porque me enseñó que para luchar no hay que ofender ni enfadarse, porque es humilde y honesto, porque no sonríe cuando me explica cosas que no entiendo #yotbsoyantoniomanuel porque lo considero un amigo/hermano, porque lo que defiende lo hace con pasión, por su valentía, por sus ganas de cambiar el mundo, porque dice lo que piensa, porque es gente, porque es grande pero se hace pequeño, porque al igual que yo defiende lo que es nuestro, porque es compañero de lucha, porque así lo decidí #yotbsoyantoniomanuel porque quiero serlo, porque no pienso dejar que lo agredan, porque las lanzas hacia su persona pienso transformarlas en versos de agradecimiento, porque nuestro mundo está falto de gente como él, porque quiero gritarlo al mundo, porque es verdad porque yotbsoyantoniomanuel, aunque sea mujer
  • […] dejo el artículo dedicado a mi amigo Antonio Manuel que he escrito en el blog del lector de […]
  • desde Almodovar del rio y con absoluta humildad quiero decir qu e yo tambien soy Antonio Manuel amigo además de admirado no solo comoluchador sino como persona...un anbrazo muy grande de este tu homilde compañero amigo y admirado vecino....Antonio Manuel
  • Yo también soy Antonio Manuel. Y si alguna fuerza política fuese inteligente debería hablar con él para que el cambio en Andalucía fuese posible.