leaderboard-01-post-cordopolis – Periódica Clínica Eduardo López – Clínica Eduardo López

Según la RAE, la palabra gesto tiene distintas acepciones. Por un lado se puede definir como movimiento del rostro, de las manos o de una parte del cuerpo. Por otro, semblante, cara, rostro. El que más me interesa  es el que habla sobre acto o hecho que implica un significado o intencionalidad, y es que en esta semana ha habido una serie de gestos que me han llamado poderosamente la atención.

El primero tiene que ver con el primer equipo del Athletic Club de Bilbao, donde los jugadores y cuerpo técnico se han cortado el pelo prácticamente al cero, en señal de solidaridad con su compañero  Yeray, en tratamiento de quimioterapia. A través de un emocionante vídeo  difundido en redes sociales por el club, se puede comprobar como el protagonista de la historia accede a un estado emocional de otro nivel apoyado por su equipo. Imborrable día que le servirá de contrapeso durante los duros momentos que tendrá durante su tratamiento. El Athletic sí es más que un club, porque lo demuestra.

Leaderboard Header Primera – Periódica Hammam – Hammam Al-Andalus

El segundo tiene que ver con los actos de homenaje a Miguel Ángel Blanco que se están produciendo con motivo de los 20 años de su asesinato. Sin entrar en valoraciones políticas, mi última intención desde este humilde foro, pienso que recordar este evento trágico tiene que ver con un momento en el que la totalidad de la sociedad española se cohesionó para expresarse con una sola voz: determinación frente al terror y mensaje de no sometimiento. Muchas han sido las víctimas de ETA, y la figura de Blanco las representa a todas, básicamente por la forma en que se produjo su muerte. Recordarlo a él es recordarlos a todos, como ha pasado con otros a lo largo de la historia. Asociar este gesto conmemorativo a una ideología política es entrar en terrenos movedizos. Una pancarta para unirnos a todos.

Y el último, que más emociona, se refiere al mejor deportista español de todos los tiempos, Rafa Nadal. Tras ganar su décimo Roland Garros, y en un buen momento de forma, Wimbledon  tenía buen pinta. Pero un jugador del montón en un partido épico lo echó del torneo. La decepción tuvo que ser mayúscula, pero como diría su entrenador (tío a la sazón) Toni Nadal: “si no sabes asumir una derrota, es mejor que no juegues”. Pues bien, consciente de quién es, de lo que representa y con la convicción de que la competición también se juega fuera de la cancha, Nadal volvió a dar una lección de humildad, esperando al contrincante que le había infligido una dolorosísima derrota, para salir juntos de la pista central del All England Club. Todo el público puesto en pie, le reconoció el bonito gesto de campeón.

Un gesto puedo cambiarlo todo, para bien o para mal. No menospreciemos la dimensión de una acción, o una conducta por pequeña que sea, porque el poder de replicabilidad de un gesto, lo hace susceptible de convertirse en una fuerza imparable. Buenas vacaciones, buen verano, nos vemos en septiembre. BE TIM. @maluque1972.

Leaderboard-03-post-cordoba-hoy – Córdoba Universal – Ayuntamiento de Córdoba

No hay comentarios aún