leaderboard-01-post-cordopolis – Periódica Clínica Eduardo López – Clínica Eduardo López
Piscina infantil de Santuario | PEPE PÉREZ

No, no son los gatos. Las quemaduras que han sufrido una decena de niños en la piscina del Santuario no han sido provocadas por pulgas que a su vez pudieran tener la colonia de gatos de las inmediaciones. Así lo han confirmado a este periódico fuentes de la empresa municipal Sadeco, que ha acudido al lugar para analizar la zona. Y de eso se han quejado también protectoras de animales como El Arca de Noé, que lamenta que con sugerencias como las que ha hecho la adjudicataria de la piscina, Solypro, se está criminalizando a este tipo de colonias felinas. Sadeco ha trabajado en el exterior, ya que el interior de la piscina no es de su competencia.

Los hechos ocurrieron en la piscina del Santuario el pasado domingo, cuando unos diez menores sufrieron quemaduras después de bañarse en la zona infantil. A través de un comunicado, la empresa asegura que los análisis efectuados descartan “a priori” problemas en el agua y la instalación funciona “con normalidad”.

Leaderboard Primera Córdoba Hoy – Periódica Hammam – Hammam Al-Andalus

Según la información facilitada por la empresa, y divulgada por el Ayuntamiento a través de una nota de prensa, el pasado domingo el personal de enfermería de la piscina atendió a los menores y les recomendó que también acudieran a un centro sanitario. Ese mismo día se vació la piscina infantil a la vista de los hechos, extrayendo previamente una muestra de la misma para su análisis.

Pero en su comunicado, la empresa también deslizaba que las heridas de los niños podrían ser provocadas por pulgas. Y aseguraba que había llamado a una empresa para verificarlo, ante las sospechas de la presencia de estos insectos en el perímetro exterior. Y es aquí donde están los gatos, según lamenta El Arca de Noé.

“Como no podía ser de otra manera, en lugar de buscar el motivo real de estas quemaduras, se busca un cabeza de turco que cargue con la culpa y al que todos puedan sentenciar. Y en este caso son los gatos que habitan en los alrededores de la piscina, a los cuales Solypro, la gestora de las instalaciones, ha echado la culpa de las lesiones que sufrieron sus usuarios, a pesa de llevar años allí sin que nunca antes se hubiese dado un caso así y sin presentar informes que establezcan que así”, ha denunciado El Arca de Noé.

Según la información de Sadeco, la ha instado a El Arca de Noé, en virtud al convenio de colaboración que tienen firmado, que priorice su actuación en esta colonia de gatos, aunque ya está descartado que sean los causantes de las quemaduras en las piernas de los pequeños.

Fuentes del Ayuntamiento aseguran que desde que se detectó el problema ya no ha vuelto a haber más casos de quemaduras en la piscina de chapoteo de los pequeños. La piscina del Santuario tiene un aforo un domingo de 1.500 personas y que cualquier tarde puede haber entre 800 y 1.000 bañistas.

8 comentarios

  • Hola, guest
  • ¿ Qué va a decir Solypro, que el agua de la piscina infantil estaba contaminada o a saber que producto químico le habrían echado Si eso es así, como seguro que será, entonces no habrá quien se bañe ahí, Solo a los niños de la piscina pequeña le han picado las " pulgas " a las demás personas no, vaya haber...es más fácil echar la culpa a los pobres gatos y quitarselos de el medio...tenía que llenarse la piscina de ratas, de cucarachas y de piojos, si asesinan a los gatos.
  • *Último sprint: 200 apoyos para llegar al Parlamento Andaluz* Parlamento Andaluz: *¿Hablarán con el primer teniente de Alcalde de Córdoba, D. Pedro García, para que podamos seguir ayudando en las colonias felinas*? *Apoya a través del link y reenvía este mensaje a todos tus whatsapps y redes sociales*. #SalvemosLasColoniashttps://goo.gl/cJQmVN
  • La responsable es la empresa concesionaria que no tiene el personal adecuado,ni en número ni en formación para el mantenimiento de esas instalaciones.Valiente gilipollez echarles la culpa a los que no pueden hablar y responderles
  • Pero si está clarísimo que es el suelo de la piscina, un suelo que raspa demasiado para las criaturas. Los chiquillos se revuelcan en la piscina de bebés y se raspan todas las zonas que tocan con el cuerpo el suelo, piernas, empeines y barrigas sobre todo. Hablo con propiedad, ya que mi chiquillo lo ha sufrido este año.