El dibujante Juarma (izquierda) y el guionista Jorge B. antes de presentar 'Historia Inventada del Punk' | MADERO CUBERO
El dibujante Juarma (izquierda) y el guionista Jorge B. antes de presentar ‘Historia Inventada del Punk’ | MADERO CUBERO

Las hostias que da Juarma en El Jueves son tan gruesas como el trazo con el que las dibuja a sus personajes: deformes y demacrados. Exactamente como la óptica que aplica el propio dibujante a la realidad y con la que fabrica chistes detrás de títulos tan elocuentes como Cosas buenas de ser nazi o tebeos como Carita de Gitano con SIDA.

En persona, tarda un poco en descorchar la botella de la mala hostia. Pero la acaba descorchando. Juarma ha visitado Córdoba para presentar en el Limbo (c/ Juan Rufo) sus dos últimos trabajos publicados y a los que parecía casi destinado. El primero, Historia inventada del Punk, Aún recuerdo aquellas melodías, un cómic guionizado por el poeta Jorge B. y que, de alguna manera es una continuación de parte del trabajo que realiza para El Jueves dibujando bandas a las que ni siquiera conoce.

Leaderboard-02-post-cultura – Otoño 2017 – IMAE

El segundo, Al final siempre ganan los monstruos, su primera novela, es un libro de más de 400 páginas que se inició como un club de lectura en Facebook y que ha acabado impreso por una editorial nacida para la ocasión.

La entrevista tiene lugar en los Jardines de Orive unas horas antes de que presente ambos libros y acude a ella acompañado de Jorge B., guionista del cómic punki. Un trabajo que, según cuentan, ha sido un proceso largo y lento que ha durado cuatro años y que nació como “una especie de historia sobre la rebeldía en la música”.

PREGUNTA. ¿Hay algún personaje que consideréis que define bien el espíritu del libro?

JUARMA. Pues depende de cada uno. Jorge tendrá sus referentes y yo tengo otros. En esto del punk acabamos en lo de siempre, en el DIY (Do It Yourself – Hazlo Tú Mismo), y las cosas más subterráneas y underground. Haciendo el cómic, sí que he acabado más enganchado a Androids of Mu o Inmortal Mice Men, que son las bandas menos conocidas pero las que más me han inspirado.

P. Los Punk del Punk.

JUARMA. Sí, es que no los conoce casi ni dios. Pero de alguna manera, haciendo esto es lo que más me ha gustado.

P. ¿Qué creéis que le da vigencia al Punk?

JORGE. En general el hazlo tú mismo. Ése espíritu de que, si esto no lo saca nadie, pues lo hacemos nosotros. Y hacerlo lo mejor posible, y para llegar al mayor número de gente posible.

JUARMA. Sí. Y que vale para música y para cualquier historia.

P. Vosotros mismos sois un ejemplo. Habéis creado una editorial para sacar la novela de Juarma. ¿Créeis que es necesario, ante el panorama actual, tirar para adelante uno solo?

JORGE. No debería ser necesario, pero a veces sí lo es. O porque no sabes muy bien cómo llegar a cierto tipo de gente o porque no hay el espacio determinado para cualquier tipo de cosas. La industria cultural es como muy enrevesada y a veces cuesta encontrar las vías adecuadas para lo tuyo.

JUARMA. Yo lo veo así: Para qué vas a poner lo que haces en manos de otro inútil, si la puedes cagar tú mismo. Para eso cágala tú y no dependas de nadie y que nadie te diga cómo hacer las cosas.

P. ¿Tú como viñetista también has ido así? ¿Mandando cosas poco a poco o a tu aire?

JUARMA. No. Yo al principio mandaba cosas y me creía que así iba a llegar a alguna parte. Pero cuando me di cuenta de que no estaba yendo a ninguna parte empecé con mis cosas a fotocopiarme mi fanzine y empecé a formarme mi estilo y mi forma de hacer las cosas. Si esperas que alguien te saque y triunfes, eso no va a pasar vaya.

P. En el libro lleváis el Punk a toda la historia de la música. Creo que llegáis hasta Mozart ¿no?

JORGE. Sí. Es una anécdota que creo que sale incluso en Amadeus. Todo viene porque le contestó al emperador. El emperador le hizo una crítica a Mozart y él le hizo una contestación que, supongo que en aquella época, sería algo muy osado.

JUARMA. Algo punki.

JORGE. Sí. Y a nivel narrativo también servía al libro, que se llama Historia inventada del punk, pero que en el fondo habla de la historia de la rebeldía en la música. Servía para romper la dinámica que no sólo se va a hablar de Punk, sino de Mozart, de los cantantes de blues de los 50, de los negros del hip hop de los 90…

JUARMA. Y también quedaba chulo dibujar a Mozart y el emperador.

P. Salvando las distancias, tus dibujos me recuerdan a las imitaciones que hace Joaquín Reyes, que haga de quién haga, siempre es Joaquín Reyes. Contigo me ocurre lo mismo, cuando haces a Mozart o Ian Curtis, todos son Juarma.

JUARMA. Un tío con una cara demacrada. Tienes que poner de tu parte para que sea esa persona. La verdad que tampoco me voy a esforzar en hacer una caricatura para que sea exactamente igual. En ésta le dije que no quería dibujar grupos, y al final he acabado dibujando a gente que no sabía ni quién era.

JORGE. Sí. A mí me atraía mucho como fan ver a todos estos músicos Juarmatizados.

JUARMA. Sí. Lo que ocurre es que, cuando dibujo música, como por ejemplo ahora que he estado dibujando mucha música para El Jueves de grupos indies, que lo hago sin haberles visto la cara en mi vida. Me dicen que dibuje a Love of Lesbian y lo hago. Y luego la gente se enfada porque no se parecen. Pues claro que no se parecen, sino se ni quién es.

P. ¿La música forma parte de tu imaginario?

JUARMA. Claro. A mí hay muchos grupos que me gustan, aunque me meta con ellos.

Viñeta de 'Historia Inventada del Punk'
Viñeta de ‘Historia Inventada del Punk’

P. ¿Hay algún personaje punketa actual que consideréis digno de aparecer en un segundo volumen?

JUARMA. Cristina Cifuentes. Yo creo que lo cuadra.

JORGE. Sí, puede ser. Es como la Sid Vicious del PP.

P. Ahora también estás presentando tu primera novela, Al final siempre ganan los monstruos. ¿Cómo fue el salto?

JUARMA. Pues salió sólo. Empecé a escribir relatos cortos en Facebook. Le gustó a la gente. Y comencé a unirlos y así salió la historia. Plantearlo fue fácil. Dibujar siempre me cuesta más. Aunque el proceso de corrección sí que ha sido difícil. El de escritura fue relativamente fácil y rápido. Y divertido. Verás, no es que vaya de que si me das a un botón en la espalda te escribo una novela, pero como también estoy muy quemado de dibujar muchas veces, pues ha sido un respiro.

P. ¿Con quién estás colaborando ahora mismo?

JUARMA. Puntualmente con El Jueves. Pero estoy dibujando todo el día.

P. ¿Pero vives de esto?

JUARMA. No. Suelo trabajar en el campo. Ahora tengo una situación un poquillo…

P. ¿Cómo ves la situación del humor gráfico en España después de los últimos meneos?

JUARMA. Hombre, a mí la situación del humor gráfico en España me da pena desde que tengo uso de razón. Ahora hay más ruido y se montan pifostios y surgen defensores del humor que te dan ganas de dejar de hacerlo. Veo mucho ruido y mucha tontería, porque la gente va a lo suyo. A mí me da un poco de vergüenza muchas veces. Nadie se ha muerto por leer un chiste.

P. Sin embargo, ahora se están secuestrando portadas y parece que la gente tiene la piel más fina.

JUARMA. Pero es porque ahora la gente tiene el altavoz de Twitter. Te lee mucha gente y siempre va a haber alguno que piense que es un delito contra nosequé, cuando en realidad es una gilipollez como un piano, y en cualquier país sensato, si lo llevas ante un tribunal, es más delictivo el dinero que se pierde en un juzgado con eso que el propio chiste. Lo que hay que hacer es saber leer. A mí me ofende que haya gente que respire. Pero no lo puedes evitar. Además, España siempre ha tenido un humor fuerte. Los que tenemos ya una edad lo recordamos incluso en la tele, en los sketches de Martes y Trece, por ejemplo, en dibujos animados o canciones. Y no pasaba nada. Ahora cualquier cosa que se sale del tiesto es un escándalo.

P. ¿Y a qué te refieres con los defensores del humor gráfico?

JUARMA. Pues que ahora todo el mundo viene con el “Viva la libertad de expresión”. No me identifico mucho con ningún defensor de la libertad de expresión.

P. ¿Es probable que dentro de los problemas que tenga el humor gráfico en España, el de la censura no sea el más importante?

JUARMA. Claro. No le veo mucho sentido a quiénes es obvio que hacen las cosas para provocar, y luego se quejan cuando les meten una demanda. Es obvio que lo estás haciendo para provocar. Mira, yo ahora mismo hay cosas que no puedo publicar en internet. Y, cuando me meto en follones y me quieren demandar o me amenazan de muerte, a mí nadie ha venido a defenderme ni a apoyarme ni nada. A mí todas las semanas me dicen de todo y nadie me ha dicho Je Suis Juarma. Así que me jodo y no lo publico.

P. ¿Qué tipo de amenazas?

JUARMA. Pues desde pisarme la cabeza. Se meten con tu madre, con tu novia… Tengo una carpeta de piropos y puñaladas con capturas de pantalla que pesa dos gigas. No es de ahora. Es de muchos años. Tienes que convivir con eso y te aguantas. Yo llevo muchos años en esto y nadie me ha defendido dentro de la libertad de expresión. Y he tenido muchas movidas fuertes y me las he tenido que comer.

El dibujante Juarma (izquierda) y el guionista Jorge B. antes de presentar 'Historia Inventada del Punk' | MADERO CUBERO
El dibujante Juarma (izquierda) y el guionista Jorge B. antes de presentar ‘Historia Inventada del Punk’ | MADERO CUBERO

P. Y una consecuencia directa es que has caído en la autocensura.

JUARMA. Sí, sí. Yo me llevo autocensurando en internet desde 2011, cuando saqué Carita de gitano con sida. En los tebeos publico lo que me da la gana. Pero en internet no. Y no es por cobardía. Es que no tengo medios ni abogados. Y estoy harto de llevarme palos y hostias y comérmelas solo. Tengo el pecho que no me caben más puñaladas.

P. ¿Ese libro te sigue dando problemas?

JUARMA. Sí. Desde hace siete u ocho años. Todos los tebeos que he hecho anteriores no los puedo reeditar, porque les ponía títulos con una idea del humor que se basa en incomodar y en reírte de todo lo que te dicen que no te puedes reír. Y ahora ese tipo de humor no encaja en ninguna parte.

P. ¿Hay algún grupo de lectores que sea especialmente virulento?

JUARMA. Pues no sé, el más tonto que te esperes. A ver… Un chiste sobre los Ramones y otro sobre Love of Lesbian son los dos más fuertes que me han pasado en la vida. Habiendo hecho chistes de cosas mucho más fuertes, y van y me amenazan de muerte por hacer un chiste sobre la camiseta de Los Ramones que venden en el Bershka.

JORGE. Decía algo así como que la camiseta de Los Ramones te la dan con la paguilla de subnormal.

JUARMA. Sí. Y apareció un tío y me dijo que me iba a pisar la cabeza. Y yo le dije: ¿Quieres que te pague el billete del Alsa?

Un comentario

  • Hola, guest