Procesión de la Santa Cruz del grupo joven del Cristo de Gracia | MADERO CUBERO
Procesión de la Santa Cruz del grupo joven del Cristo de Gracia | MADERO CUBERO

El primer día de mayo se había presentado lluvioso y con tormenta. Mal presagio para la procesión de la Santa Cruz de la hermandad del Cristo de Gracia que debía salir por la tarde, pero el Árbol de la Cruz disipó las nubes negras e hizo salir el sol. Hasta veinte minutos antes de que el cortejo se pusiera en la calle desde los Trinitarios estuvieron cayendo gotas de agua del cielo, en la plaza del Alpargate se abrían paraguas pero hasta este lugar llegaba, no obstante, decidida, la agrupación musical Santísimo Cristo de Gracia haciendo su pasacalles previo a la procesión a la que esperaba ya bastante público.

Eran poco más de las seis y media, la hora prevista, cuando se ponía en la calle la cruz que abría el cortejo formado por niños con cirios rojos y representaciones de grupos jóvenes cordobeses. Estaban el Huerto y Pasión, y también Prendimiento y Rescatado con sus banderines de Juventud. El Cristo de Gracia sacó la bandera del Coro de San Juan y su estandarte de Juventud, pues era su Grupo Joven quien organizaba esta procesión que de manera extraordinaria se ha celebrado en mayo dentro de los actos por los 400 años de la llegada del Cristo de Gracia desde Puebla de los Ángeles a Córdoba y coincidiendo con que un 3 de mayo de 1653 salió a las calles de la ciudad el Crucificado por primera vez por rogativa de agua.

Pronto salía la Santa Cruz sobre su paso rojo y dorado. Llevaba un sudario en el que se leía en latín “Oh Cruz, Árbol único en nobleza, jamás el bosque dio mejor tributo y fruto”. Escoltándola iban dos angelitos con escapularios trinitarios e iluminaban el pasito cuatro cirios rojos sobre candeleros en las esquinas y cuatro codales del mismo color en tulipas en los costeros. En el frontal iba un relicario con una astilla del Santísimo Cristo de Gracia que se obtuvo en su restauración por Miguel Arjona de principios de los años ochenta. A los pies de la Cruz iba un exorno de esterlicias, y sobre todo el paso había calas, astromelias, margaritas, alhelíes, clavellinas y flor silvestre con corteza de árbol.

Procesión de la Santa Cruz del grupo joven del Cristo de Gracia | MADERO CUBERO
Procesión de la Santa Cruz del grupo joven del Cristo de Gracia | MADERO CUBERO

Al salir sonó el Himno Nacional y La Saeta. El paso avanzaba llevado por quince jovencísimos costaleros al unísono de una cuadrilla formada por treinta chavales dirigida por el capataz Gonzalo Linares. Rodeaba la plaza del Cristo de Gracia el paso acompañado por la banda que lleva el nombre de su titular que tocaba para la Santa Cruz La oración del huerto al entrar en María Auxiliadora, donde también sonó Esperanza, Madre del Amor. Ave María fue en Alvar Rodríguez por donde seguía la procesión hacia Montero, Velasco y Cristo. Por Jesús del Calvario llegó a Frailes, donde la banda tocó para la Santa Cruz Tu mirada, un estreno de este año de la formación. Ya en la plaza sonó antes de entrar Orando al cielo y el Himno al Cristo de Gracia.

Entraba la procesión poco antes de las nueve de la noche, antes de lo previsto y después de algo más de dos horas de recorrido, y ponía fin la Santa Cruz a una jornada en la que también terminaron las Cruces de Mayo. La cita que habitualmente tenía la hermandad trinitaria con su pasito en septiembre no se producirá este año pues ese mes habrá algo mayor: la procesión extraordinaria del divino Esparraguero por los 400 años de su llegada a Córdoba.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest