“Los derechos de los que disfrutamos hoy las mujeres no llegaron por que sí. Todo respondió a un intenso trabajo colectivo y organizativo de miles de mujeres. No nació de la nada”. Quien habla es Elena Simón, comisaria de la exposición Memorables, insignes e intrépidas 1870-1931, una muestra que trata la historia de un conjunto de mujeres que lucharon por tener libertad, derechos y justicia. Historias poco conocidas por nuestra sociedad pero que la Asociación Museo de Hechos y Derechos de las Mujeres (AMHDM) ha querido visibilizar a través de imágenes y sucesos que marcaron la historia de las mujeres. Esta muestra llega a Córdoba gracias al convenio de colaboración entre la Cátedra de Estudios de las Mujeres Leonor de Guzmán y el Ayuntamiento de Córdoba.

Repartida a lo largo de 13 paneles y diez carteles, esta exposición abarca hasta diez temáticas para dar una panorámica general del protagonismo que tuvieron las mujeres durante esas décadas. Desde el pensamiento feminista -que puso su primera piedra durante aquellas décadas-, pasando por la consecución del sufragio, el asociacionismo y el sindicalismo, hasta llegar a la educación, la ciencia, el arte y la cultura.

Sin embargo, a juicio de Simón, todos estos cambios no se pudieron haber producido si no fuera “por los que se realizaron en las costumbres sociales”. Simón se refiere a cómo las mujeres fueron rompiendo los moldes y los clichés de ‘lo que se esperaba de ellas’, se empoderaron y empezaron a actuar según sus convicciones. Fue el caso de las Garçonne en París, “que se atrevieron a cortarse el pelo, y se pasó del corsé al sujetador, de la falda larga a la corta y del sombrero” a ir sin él.

Exposición Memorables, insignes e intrépidas 1870-1931
Exposición Memorables, insignes e intrépidas 1870-1931

La importación del acceso a los Estudios Superiores durante este tiempo también fue crucial ya que, gracias a ello, hoy se conocen a tituladas en Medicina, Derecho, Farmacia o Filosofía. A pesar de la ‘inferioridad intelectual’ que se les asignaba a su género, estas mujeres supieron romper los ‘designios’ que les fueron asignados: ser madre y mejor esposa. Mary Cassatt, Natalia Goncharova o Lois Weber son tan sólo tres nombres de los muchos que aparecen descritos a lo largo de la exposición.

Durante esta época, además, surgieron las primeras revistas feministas, pero no fue hasta principios del siglo XX cuando las mujeres empezaron a salir a la calle y a asistir a lugares que, hasta ese momento, estaban prohibidos para ellas. Hicieron de la calle su casa. Y sin la ayuda de ‘izquierdas’ ni ‘derechas’, ya que ningún corte político se levantó en aras de los derechos de las mujeres, quienes sufrieron presiones y ataques cuando empezaron a levantarse.

Exposición Memorables, insignes e intrépidas 1870-1931
Exposición Memorables, insignes e intrépidas 1870-1931

Sin embargo, estos cambios no se produjeron de igual manera en los distintos países de Europa y América. España fue uno de los lugares más hostiles para las mujeres; un país difícil y dominado por una Iglesia Católica que puso todos sus empeños en relegarlas hasta el aspecto más ínfimo de su ser. Todo ello, en connivencia con los hombres que, salvo en contadas ocasiones, no se levantaron por conquistar algo que a ellos se les había otorgado desde la cuna.

Esta exposición, que estará en el Rectorado hasta el 12 de febrero, surgió en 2015 y desde ese momento ha estado en 30 lugares diferentes. Tras su estancia en esta institución académica, la directora de la Unidad de Igualdad de la Universidad de Córdoba, María Rosal Nadales, ha comunicado que esta muestra ‘viajará’ hasta las facultades de Ciencias de la Educación y de Filosofía y Letras. Además, Nadales ha comentado que “ya son varios centros” los que han insistido en acogerla. “Esta exposición tiene un interés especial para los centros de enseñanza ya que pueden encontrar en ella un material didáctico, educativo y formativo para entender los derechos y los hechos de las mujeres”, ha concluido Nadales.

2 comentarios

  • Hola, guest