Boceto del frontal del futuro paso para el Cristo de la Providencia.
Boceto del frontal del futuro paso para el Cristo de la Providencia.

La Fraternidad del Santísimo Cristo de la Providencia presentó este sábado el proyecto del paso en el que en el futuro procesionará el Crucificado que se venera en la parroquia de San Juan y Todos los Santos (Trinidad) durante su tradicional Vía Crucis del Viernes de Dolores. Sus intenciones pasan por que la primera fase del paso se presente en la Cuaresma de 2019, aún sin tallar y en fase de carpintería terminada.

El encargado de ejecutar el nuevo paso será el taller de Ortiz-Jurado, autor del diseño, y que lo realizará en madera de cedro real procedente de Brasil inspirándose en el estilo barroco del retablo mayor de la parroquia de la Trinidad. El canasto tendrá un sinuoso perfil de bombo que servirá de pedestal a la peana en la que se eleva la sagrada imagen del Crucificado. La planta está diseñada en forma de entrantes y salientes y formas mixtilíneas que aportan dinamismo a toda la estructura.

En dicho canasto destaca la elevación de una hornacina central, en el frontal y la trasera, que recrea la propia arquitectura del retablo principal de la Trinidad, con la Virgen del Coro presidiendo el conjunto. En la hornacina trasera irá la imagen de la Santísima Trinidad que se encuentra en el retablo del Santísimo Cristo de la Salud. Todo el canasto estará rematado por una gran cornisa sobre la que montan hojas, dando una sensación de movimiento muy acusado.

En la vista lateral del proyecto se puede apreciar que desaparecen las hornacinas para dar paso a una decoración barroca que deja exenta la visión lateral de la peana y ángeles. Tanto en las esquinas como en las zonas centrales irán albergadas cartelas que se refieren a la propia identidad de la Fraternidad. En las esquinas frontales irán representados los santos fundadores de la Orden Trinitaria: San Juan de Mata y San Félix de Valois. En las traseras, Santa Inés y Santa Catalina. En las cartelas laterales centrales irán representadas sendas escenas del Evangelio referidas a los niños y a las personas mayores, en recuerdo a los fines esenciales de la Obra Pía Santísima Trinidad. En el resto, la iconografía remitirá a santos y personalidades relacionados con la parroquia. En ellas también pueden verse claras alusiones a la ornamentación e iconografía de la parroquia, tales como la concha de San Juan en las cartelas laterales y en las frutas y festones, inspirados en el retablo mayor.

Como elemento característico del conjunto, llama la atención la peana que se eleva sobre el canasto, rescatando la tradición de las peanas procesionales cordobesas del siglo XVII y XVIII. En ella se articulan en forma piramidal una serie de molduras y bombos, que sustentan dos ángeles pasionistas que abrazan la Cruz de Cristo, además de aportar luz directa sobre la Sagrada Imagen.

En cuanto al respiradero, se conforma de manera clásica con baquetón y una profusa talla en la que destacan las zonas centrales con cartelas y cabezas de querubines. En el diseño del faldón se puede observar un dibujo de bordados, copiados de la bancada del Altar Mayor de la Trinidad. Por su parte, la iluminación del paso se basa en cuatro grandes candelabros arbóreos de esquina, de nueve puntos de luz cada uno, así como dos laterales de cinco puntos. Todo el conjunto irá terminado en pan de oro aunque aún no está decidido quién lo llevará a cabo.

Después de la asamblea en la que se ha presentado el proyecto del paso tuvo lugar la celebración de una Eucaristía ante el altar del Cristo de la Providencia, para después seguir con una convivencia en el día en el que se han cumplido treinta años de la bendición de la imagen del Crucificado que tallara Luis Álvarez Duarte.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest