Encuentro Diocesano de Laicos | ÁLEX GALLEGOS
Encuentro Diocesano de Laicos | ÁLEX GALLEGOS

Más de 8.500 personas procedentes de toda la Diócesis se han reunido este sábado en la plaza de toros de Córdoba con motivo del Encuentro Diocesano de Laicos. Un evento éste en el que el obispo, Demetrio Fernández, llamó a los fieles, en la homilía que pronunció en este marco, a que “sean presencia de Dios en la vida pública, en las leyes, en las costumbres, y en las instituciones”, porque “sólo de esta manera un pueblo tiene futuro”.

El obispo invitó así en su alocución a que los fieles laicos “salgan al encuentro de las nuevas pobrezas que genera nuestra sociedad de consumo y de placer”. Aspectos tales “como la explotación de tantas personas en su cuerpo o en su trabajo, el consumo alarmante de drogas que destrozan la persona, el alcoholismo y otras nuevas adicciones”.

La misión de los laicos, en la familia y en la vida y también de la educación, “incluye la transmisión de la fe y toda una concepción antropológica del hombre y de la vida, en el campo del acercamiento a los pobres, a los que la Iglesia se siente especialmente enviada, para ponerlos en el centro de la vida de la Iglesia”, sostuvo el prelado.

En este encuentro de laicos de la Diócesis de Córdoba se prestó atención especial a la acción caritativa de la Iglesia y su impulso desde el laicado. Al respecto, el obispo señaló en su homilía cómo “los pobres confían en la Iglesia, porque saben que cuando todas las puertas se cierran, todavía sigue abierta la puerta y el corazón de la Iglesia, de los voluntarios de Cáritas o instituciones de Iglesia”. “Un amor que nos desinstala de nuestras posturas burguesas y nos pone a la altura de nuestros hermanos más pobres y necesitados y se detiene por el consumismo y el deseo desordenado de placer”, añadió.

Encuentro Diocesano de Laicos | ÁLEX GALLEGOS
Encuentro Diocesano de Laicos | ÁLEX GALLEGOS

El prelado cordobés recordó “que hay tantos hermanos que no tienen ni siquiera lo necesario para sobrevivir hoy, y eso nos iguala a unos con otros, mientras el odio, por el contrario, separa y establece barreras, genera rupturas y enfrenamientos”. El pastor de la Diócesis aconsejó elegir siempre a los fieles laicos el camino del amor para llevarlo hasta sus últimas consecuencias, porque “estamos viendo hasta dónde llega el odio cuando se instala en la convivencia de nuestra patria”.

En la defensa de la familia y la vida, el obispo alertó sobre “el invierno demográfico”, donde no se alcanza la tasa de natalidad necesaria para sobrevivir. Es preciso superar, ha dicho, “el egoísmo de una la mentalidad antinatalista, que deriva en anticoncepción, en aborto procurado, en considerar al hijo como un capricho”, y ha asegurado que “la familia no es un problema, la familia es la solución”.

El encuentro en la plaza de toros estuvo precedido por un momento histórico, como lo fue la salida de Nuestra Señora de la Fuensanta junto con la Custodia de Arfe. La procesión comenzó a las 16:00 en la cercana parroquia del Beato Álvaro de Córdoba y la amplia comitiva continuó hasta el coso cordobés. Fue ésta la continuación a una mañana no menos intensa en el marco de la celebración.

Jornada previa en el colegio Trinidad

Por la mañana, el obispo participó en el pabellón deportivo del colegio Trinidad en la reunión con la que se inició una jornada festiva y de comunión de todos los fieles laicos de la Diócesis. Todos ellos congregados en torno al lema Unidos para que el mundo crea.

“Los cristianos laicos sois la iglesia presente en el mundo”, les dijo el obispo a las más de 1.200 personas congregadas en el citado pabellón deportivo.

Encuentro Diocesano de Laicos | ÁLEX GALLEGOS
Encuentro Diocesano de Laicos | ÁLEX GALLEGOS

Tras la oración inicial en la que participaron los jóvenes de la Delegación de Juventud, hacía su entrada la procesión con el Santísimo Sacramento para tener delante del Señor un momento de oración personal.

Seguidamente, tomaba la palabra el pastor de la Diócesis para alentar a los presentes sobre la misión de los laicos en la actualidad.

Demetrio Fernández llamaba a los fieles a la unidad de ser cristianos frente a la diversidad de carismas, pues “nuestro ser cristiano es lo que nos define y los vivimos como Iglesia y como comunidad”. Respecto a la misión de los laicos de testimoniar su fe, el prelado los animó a no disimular su fe en el trabajo y en la vida pública de cada uno. También agradeció la respuesta masiva que tuvieron al venir al encuentro.

Después de esta reflexión, los testimonios ocuparon una parte muy importante en el encuentro. En primer lugar, Eva Contador, Premio Bárbara Castro a un corazón de madre, contó su experiencia en la familia y su fe ante la enfermedad de sus hijos. En segundo lugar interveno Ramón Orti como ejemplo de empresario cordobés católico.

También el ámbito de la Universidad estuvo presente de la mano de la profesora Rosa Gallardo. Y, por último, Gema Polonio y Julia Gavilán acercó la acción de Cáritas Diocesana en su atención y servicio a las personas sin hogar.

Para terminar la sesión matinal, los asistentes se dividieron por grupos para profundizar en el campo de la familia, de la educación y de la caridad.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest