Vetaformación ofrece un curso para auxiliar de veterinaria en Córdoba | MADERO CUBERO
Vetaformación ofrece un curso para auxiliar de veterinaria en Córdoba | MADERO CUBERO

Un 37 por ciento de los hogares españoles cuenta con una -o varias- mascotas entre sus miembros. La figura del auxiliar veterinario cobra, por lo tanto, una importancia creciente. La firma cordobesa Vetaformación impartirá desde el mes de octubre un curso de auxiliar veterinario que según su director, Alberto Barra, supone una “oportunidad excelente” para adquirir unos conocimientos “teóricos y prácticos” que capacitan para ejercer una actividad cada vez más demandada.

“Ya no es como en los tiempos de nuestros abuelos, que tenían a los animales en el campo o para cazar. La sociedad ha evolucionado y las mascotas forman parte de nuestra familia, recibiendo la atención que merecen”, explica Barra, quien pone el acento en el “cambio fundamental” que se ha detectado sobre todo en Andalucía, una región en la que los animales, normalmente asociados al ambiente rural, se han convertido en actores principales dentro de los entornos urbanos. “Todos llevamos fotos de nuestras mascotas en el móvil, nos preocupamos por su bienestar y si se ponen enfermas, las llevamos al médico”, dice el director de este curso de auxiliar veterinario, que iniciará su segunda edición después del positivo balance del año anterior.

“Si nos vamos a países extranjeros de referencia, a los cuales seguimos los pasos en lo que atañe a los servicios para animales, vemos que existen centros enormes en los que hay más auxiliares que veterinarios, en una proporción que llega al doble”, explica. “Y esto se debe -añade- a que los auxiliares pueden realizar gran cantidad de servicios dentro de un hospital veterinario, desde los diagnósticos preimagen, pruebas de laboratorio… Nosotros formamos aquí a un enfermero veterinario, una persona que está preparada para entrar en un quirófano y manejarse perfectamente en un laboratorio. También se le forma en otras funciones, como la gestión de la clínica o las redes sociales”.

Vetaformación ofrece un curso para auxiliar de veterinaria en Córdoba | MADERO CUBERO
Vetaformación ofrece un curso para auxiliar de veterinaria en Córdoba | MADERO CUBERO

El curso, que se dirige a personas mayores de 16 años -sin limite de edad- y no exige requisitos académicos previos -aunque se aconsejará en una entrevista previa-, se regirá por el calendario escolar y ofrece una metodología “muy participativa”, ya que “estamos ubicados dentro un hospital veterinario y puede suceder que en medio de una clase tengamos que parar porque ha entrado una urgencia. Este tipo de experiencias son las que hacen totalmente distinto a nuestro curso. Atender una urgencia del tipo que sea creo que solamente lo hacemos nosotros”. Los alumnos tienen la oportunidad de ver los latidos fetales de una perrita preñada a través del ecógrafo o de atender una cura de urgencia. “Eso no se olvida ya”, insiste Barra.

Cuatro seminarios impartidos por especialistas y las prácticas en el hospital veterinario, que “está abierto 24 horas al día los 7 días a la semana”, completan un programa formativo en el que los alumnos disfrutan también de un seguro individual que les cubre cualquier accidente -“una mordedura, un corte de bisturí…- y tiene duración de un año, “por lo que les viene muy bien para las prácticas de verano”, dice el director de Vetaformación. “Se aprenden cosas tan prácticas como suturar, coger vías, sacar sangre, tomar muestras…”, resalta.

Los alumnos del curso presentan perfiles muy definidos. Por una parte, según expone Alberto Barra, se encuentran “chicos y chicas que se quieren preparar para entrar en un sector muy vocacional y en pleno crecimiento, porque cada vez es mayor la conciencia con los animales y las clínicas son más grandes y mejor equipadas”. Luego hay otro tipo en el que se encuentran “personas a las que les hubiera gustado ser veterinarios, pero que por múltiples razones no han podido hacerlo. En este caso tienen la opción de aprender medicina veterinaria de un modo más cercano, práctico y fácil”. Finalmente, se encuentra un amplio sector de personas que “dedican mucho tiempo de su vida a los animales, que son su pasión; se trata de personas que colaboran con asociaciones protectoras y que consiguen aquí unos conocimientos prácticos que les vienen magníficamente para mejorar en su trabajo con animales, porque normalmente tratan con aquellos que necesitan ayuda”.

Un comentario

  • Hola, guest