_j1a1877
Turistas se refrescan en el Patio de los Naranjos | MADERO CUBERO

El 13 de julio de 2017 ha pasado ya a la historia meteorológica española. Los 46.9 °C que quedasen registrados a las 15:50 h de la estación meteorológica del Aeropuerto de Córdoba, constituyen el nuevo techo y referente nacional de cara a la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

De lo que ocurriese aquella tarde y lo que está dando de sí este episodio cálido, daremos cuenta en un exhaustivo análisis para comprender qué ocurrió y hasta dónde se pudo haber llegado. Pero hasta entonces, toca mirar al futuro inmediato y conocer si el calor, ya más contenido, tendrá continuidad o no.

De momento, tanto hoy lunes como mañana martes, seguiremos bajo la influencia de la masa de aire cálido que desde el martes pasado empezase a afectarnos. No obstante, la intensidad de la misma irá a menos con el paso de las horas, como consecuencia de un influjo del poniente cada vez más marcado. Dicho flujo de poniente en capas altas de la troposfera viene derivado del acercamiento de una vaguada hasta el norte peninsular.

Dicha vaguada, que tendrá mayor presencia durante la jornada del miércoles, permitirá un barrido de la masa cálida que ha mantenido en aviso por altas temperaturas a buena parte de la mitad sur peninsular. No obstante, durante hoy lunes y mañana martes, las capas bajas de la atmósfera aún notarán la presencia de la advección cálida, dejando el mercurio aún por encima de los 40 °C en buena parte del Valle del Guadalquivir.

Así, la Agencia Estatal de Meteorología aún mantiene en aviso amarillo por altas temperaturas a la campiña cordobesa para hoy lunes 17 y mañana 18 de julio. Avisos que previsiblemente no tendrán continuidad durante la jornada del miércoles, ya que el paso de la vaguada relajará los termómetros, esperándose que hasta el próximo sábado, el mercurio quede contenido por debajo de los 38 °C. Un descenso que se notará igualmente en las temperaturas mínimas, bajando de nuevo de los 20 °C, y con la posibilidad de volver a ver amanecer con brumas matinales como consecuencia del influjo atlántico.

Llegan días de respiro, de vuelta al paraíso estival que por el norte llaman verano. Un paréntesis veraniego bien merecido, pero no se fíen, los 40 siguen al acecho. Disfruten cordobeses, se lo han ganado.

Más información en el Facebook y el Twitter del Colectivo Meteofreak.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest