Rumbo a Honduras para conseguir modelos reales en 3D del fondo marino. Con ese objetivo, un grupo de alumnos de cuarto curso de Biología de la Universidad de Córdoba prepara estos días su expedición a la Isla de Roatán, que tendrá lugar durante los días 20 y 30 de junio.

Este equipo de estudiantes de la asignatura de Zoología Aplicada, liderado por el profesor titular de Zoología y divulgador científico, Alberto Redondo, desarrollarán el proyecto en el arrecife de Roatán y en un barco hundido del entorno de la isla hondureña. Junto a Redondo y a los estudiantes -Alejandro Parras, Elena Rodríguez, Daniel Ortega y Alejandro Roldán- también viajará el instructor técnico de buceo, Vicente Víbora.

Tal y como explica Redondo, “teníamos una asignatura pendiente con los chavales y era prepararlos para el mercado laboral”. Como realiza cada año, el profesor presentó a sus alumnos “una serie de proyectos con idea de aplicar la zoología a proyectos reales de emprendimiento”. “En este contexto les presenté a los estudiantes esta idea” dado la colaboración existente entre el Instituto Hondureño de Turismo, la Universidad Tecnológica de Honduras y la UCO.

roatan2La técnica que pondrá en marcha el equipo se conoce como fotogrametría, a través de la cual tomarán una gran cantidad de fotografías que, después, posibilitarán la recreación de estructuras en 3D. “Estamos acostumbrados a ver el mundo virtual a partir de diseños creado por ordenador y que no son la realidad. Lo que haremos serán estructuras en 3D con fotografías reales con todo lo que es la fauna y la vegetaciones que hay en los arrecifes”, argumenta el profesor.

Y, ¿por qué la Isla de Roatán? “Por la claridad del agua, los 40 metros de profundidad, una temperatura buenísima y unos fondos muy espectaculares”, señala Redondo, quien asegura que este proyecto “requiere una cantidad enorme de trabajo por parte de los alumnos”. En ese sentido, el equipo de alumnos lleva desde febrero realizando prácticas en las piscinas del Campus Universitario de Rabanales, donde han reproducido los escenarios que encontrarán en el país americano. En este tiempo, los estudiantes han realizado un curso específico de buceo técnico para adquirir los conocimientos y destrezas necesarias para sumergirse en el océano y grabar sus fondos. Además de trabajar en las piscinas del campus, el equipo ha realizado varias salidas a la costa de Granada para hacer prácticas.

roatan3Entre los principales beneficios de este proyecto, Redondo ha apuntado las distintas áreas para las que pueden ser muy interesantes, “como turismo, ciencia, divulgación o conservación”. Además, “van a aprender algo que poquísima gente sabe hacer”. Y, por último, estas recreaciones servirán de utilidad para analizar cuando un fondo marino se está degradando. “Tendremos el modelo a un click” sin que el investigador “tenga que meterse en un medio hostil y peligroso”.

Para sufragar los gastos del proyecto, tanto el gobierno hondureño como la Universidad Tecnológica de Honduras ayudarán al equipo tanto en el alojamiento como en la logística; un proyecto que ya lleva invertidos 7.000 euros y que necesitaría otros 7.000 euros más.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest