Adolfo Molina nació en Cabra hace 42 años. Con apenas 30 años se convirtió en presidente de un PP que en su pueblo estaba roto. Una gestora dirigida por José María Bellido trataba de sacar a flote a un partido que era el último en votos en el Pleno de la ciudad egabrense. En 2011, pocos años después, el PP de Cabra sorprendió y se hizo con una Alcaldía que consideraba imposible y que hoy mantiene con una mayoría absoluta conquistada pese al gran retroceso del partido en 2015 en toda España.

El próximo 3 de junio, Adolfo Molina, que es parlamentario andaluz, se convertirá en el presidente del PP de Córdoba. Sucederá a José Antonio Nieto después de un proceso nuevo para los afiliados (ya no se llaman militantes) del PP: votar de manera directa para elegir a sus líderes. Molina logró más de un 80% de los votos frente a Rosario Alarcón.

A caballo entre el Parlamento y la provincia, Adolfo Molina asegura que ya tiene en mente cómo será su equipo pero no todos los nombres. Admite que en cuanto pase el 3 de junio se pondrá a diseñar la estrategia para las elecciones municipales de 2019 con un reto: recuperar el techo de 2011, con mayoría absoluta en el Ayuntamiento y el gobierno de la Diputación.

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

PREGUNTA. ¿Es usted un hombre de paja de José Antonio Nieto?

RESPUESTA. Ahora mismo soy el hombre al que ha elegido una gran mayoría de afiliados del partido, un porcentaje muy importante. Soy un hombre de partido, sobre todo. Llevo mucho tiempo trabajando y siendo parte de este partido. Soy una persona que es verdad que ha sido secretario general con José Antonio Nieto y que ahora mismo tiene el aval del resto de compañeros, pero también me considero una persona leal al partido. Y a José Antonio Nieto.

Me considero una persona leal al partido. Y a José Antonio Nieto

P. El apoyo que José Antonio Nieto tiene dentro del partido es muy importante entre todas las familias políticas, por llamarlas de alguna manera, del PP de Córdoba. ¿No teme que le acabe pesando en su mandato que él haya apostado por usted?

R. Al principio, José Antonio Nieto fue bastante escrupuloso a la hora de plantear que su candidato iba a ser el que lograse el consenso del resto de compañeros. Yo fui en aquel momento, sin su influencia, quien lo logró. El estar todos estos años como secretario general me ha llevado a visitar todos los municipios, ser muchas veces el teléfono al que tenían que llamar los pueblos. Los conozco a todos, ellos me conocen bien… La mayoría de los municipios han optado por mí y ha sido una manera de recoger los frutos que se han ido sembrando en todos estos años.

Sé lo que se piensa en los pueblos porque lo he vivido y lo sigo viviendo. Eso me va a servir mucho en esta etapa

P. Entiendo por tanto que su proyecto es continuista.

R. Hombre, yo creo que sería absurdo tirar por la borda todo lo bueno que se ha hecho en todo este tiempo. Son datos: los mejores resultados electorales que ha conseguido el PP de Córdoba en su historia han sido con José Antonio Nieto, con cosas hace muy poco impensables como gobernar la Diputación de Córdoba, como la mayoría absolutísima en el Ayuntamiento de la capital o conseguir ayuntamientos importantes en la provincia. Creo que eso es innegable. Ahora se trata de recuperar todo lo bueno que se ha hecho con un equipo que es fruto de la gestión de José Antonio, donde creo que todos nos sentimos bastante cómodos, pero ahora habrá que darle mi sello personal, mi forma, intentar subir el listón aún más y lograr mejores resultados que los obtenidos. Lo digo mucho, pero creo que sí le puedo dar a la presidencia del partido una seña que me diferencia. Yo soy el presidente del partido en mi pueblo, yo sigo siendo el presidente del PP de Cabra, en un caso que se ha visto de éxito. Luego, yo entiendo muy bien lo que los pueblos le piden a la dirección provincial, lo que nos reclaman, y también sé lo que un pueblo tiene que hacer, que no va a venir nadie de Córdoba a resolverlo. Sé lo que se piensa en los pueblos porque lo he vivido y lo sigo viviendo. Eso me va a servir mucho en esta etapa.

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

Sería absurdo tirar por la borda todo lo bueno que se ha hecho en el PP de Córdoba en todos estos años

P. ¿Los resultados de 2011 son el techo del PP en Córdoba?

R. Espero que lo superemos. Los resultados de 2011 fueron muy buenos, pero luego vinieron las elecciones de 2015, que no fueron tan buenas. Te voy a poner el ejemplo de mi pueblo, Cabra: en 2011 sacamos nueve concejales y en 2015 un total de 14 de 21.

P. Quizás fue una anomalía con lo que pasó en el resto de Andalucía.

R. No, creo que fue también el fruto al trabajo bien hecho. También en Priego se aumentó el resultado, aunque nos faltó muy poquito para la mayoría absoluta. Y ahora hemos visto el resultado, cómo desgraciadamente nos han quitado la Alcaldía con una injusta moción de censura. Pero también se subió porque la gestión fue buena. Y en la Diputación de Córdoba, en un mal año para nosotros como fue el 2015, obtuvimos diez diputados provinciales. Aquí hay partido. Ya no estamos hablando de ese PP con una representación minoritaria. Estamos hablando de alguien que trata de tú a tú al PSOE y que puede perfectamente volver a conseguir el gobierno de la Diputación.

El PP de Córdoba trata de tú a tú al PSOE y puede perfectamente volver a conseguir el gobierno de la Diputación

P. El congreso provincial del PP que lo convertirá en presidente es el 3 de junio. Ahí presentará su nueva directiva. No sé si habrá integración con la candidatura a la que se enfrentó [encabezada por la parlamentaria Rosario Alarcón].

R. En el PP de Córdoba no sobra absolutamente nadie. Todo el que tenga ganas de trabajar voy a procurar que tenga un sitio donde ayudar al proyecto. Y bueno, ahora se trata de coger a todos esos nombres. He pronunciado también la palabra banquillo en estos días. Y es verdad que tenemos un banquillo inmenso con gente joven, con mucha experiencia en el partido o en instituciones, otros con menos experiencia pero que se han incorporado de muchos municipios… Ahora tenemos que unir ese puzzle con un equipo en el que, insisto, no va a sobrar nadie.

Ni cuando hay un solo candidato esto es a la búlgara ni cuando hay dos candidatos se rompe el partido

P. Pero se han roto muchos puentes durante el proceso y se dijeron muchas cosas estos días que no se habían escuchado en el PP de Córdoba en mucho tiempo.

R. Bueno, yo creo que por mi parte nadie ha escuchado nada fuera de tono. Al final es verdad, lo comentábamos antes [en el vídeo], que en un proceso así se tensa el partido pero también hay que verlo con naturalidad. Ni cuando hay un solo candidato esto es a la búlgara ni cuando hay dos candidatos se rompe el partido. Es un proceso que es verdad que genera algunas tensiones, pero que pasado ese momento toca volver a la normalidad y ponernos todos a trabajar, porque todos estamos en el mismo barco.

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

P. Ha habido una participación muy alta. Es como si los afiliados del PP de Córdoba tuviesen muchas ganas de votar.

R. Tenemos unos nuevos estatutos que responden a algo que se había planteado, que era tener una mayor participación. Es verdad que la alta participación la provoca el que haya dos candidaturas. Bueno, pues cada candidatura ha trabajado para lograr que esos afiliados participasen. Pero es verdad que nunca, en ningún congreso del PP de Córdoba, habían ido a votar a las sedes personalmente más de 1.500 afiliados. Eso es algo para que nos sintamos orgullosos.

Desde el PP de Córdoba hemos actuado con total lealtad al proyecto regional

P. ¿Cómo es su relación con la dirección regional?

R. Pues muy buena. Estoy a muy poquitos metros sentado de Juanma Moreno en el Parlamento. Prácticamente todas las semanas nos vemos. Con el resto de compañeros siempre he tenido una relación magnífica. Durante este tiempo siempre desde el PP de Córdoba hemos actuado con total lealtad al proyecto regional. Lo hicimos en las elecciones autonómicas y lo vamos a seguir haciendo para que Juanma Moreno sea más pronto que tarde el presidente de todos los andaluces. Ahí vamos a estar dándolo todo.

P. ¿Entendió lo que ocurrió con José Antonio Nieto cuando consideraron incompatible su cargo de secretario de Estado con el de presidente provincial del PP?

R. Es verdad que nosotros habíamos expresado, yo el primero, el deseo de que José Antonio siguiese siendo el presidente del PP de Córdoba. Para nosotros es un referente de unidad y de éxito. Y lo va a seguir siendo. Cuando sale la famosa incompatibilidad en los estatutos, ese artículo, pues también se contemplaban excepciones. Y nos hubiese gustado que esas excepciones se hubiesen podido aplicar a José Antonio. Pero bueno. Hubo esa decisión y nosotros lo que hicimos fue ponernos a trabajar para ver cómo salvábamos ese obstáculo y que no se rompiese la unidad del partido. Creo que hemos hecho las cosas bien y que hoy vamos a tener un buen Partido Popular en Córdoba.

José Antonio Nieto todavía tiene que hacer muchas cosas en política

P. Lo está pasando regular José Antonio Nieto en las últimas semanas. No sé si habla mucho con él.

R. Sí, hablamos prácticamente todos los días. Bueno, es verdad que ha habido una situación muy injusta. Se ha demostrado que se le habían hecho unas acusaciones totalmente infundadas. Creo que él lo ha explicado perfectamente. Lo explicó en el Congreso a petición propia, el fiscal general del Estado ha pedido perdón, los fiscales del caso han dicho que no querían decir lo que parecía que decían… Creo que ese tema está aclarado. Es verdad que está en un puesto complicado y con una alta responsabilidad para garantizar la seguridad de todos nosotros. Pero yo no dudo de la honestidad de José Antonio y de que todavía tiene que hacer muchas cosas en política.

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

P. Casi a diario, no paran de pedir su dimisión. Ahora, incluso, por asistir a la jura de bandera de Dos Torres.

R. Bueno, es que en realidad hay temas como el de la jura de bandera de Dos Torres basados en mentiras. Ese mismo día, el sábado pasado [la entrevista se produce el jueves] hubo tres juras de bandera: la de Dos Torres, una en Sevilla y otra en Toledo. Tanto en Sevilla como en Toledo con alcaldes socialistas y exactamente con el mismo protocolo: la jura de bandera con personal civil y entre esos actos, porque está así reglamentado, hay un homenaje a los caídos, totalmente reglado y no se separa un milímetro lo que se hace en un sitio u otro. En Dos Torres se hizo en una cruz que ya se había despojado de toda simbología franquista hace ya bastantes años, como también nos contaba el alcalde con un mensaje que se consensuó en su momento con todas las formaciones políticas, y encima en una cruz que estaba allí en la plaza y que pertenece a la Iglesia. Pero decir de eso que allí se hizo un homenaje franquista creo que es faltar a la verdad.

Ser del PP, todavía, es muy complicado en algunos pueblos de la provincia

P. Tiene que ser difícil ser del PP en estos tiempos, ¿no?

R. Bueno, yo creo que no. Yo me siento cómodo y me he sentido cómodo siempre militando.

P. Digo cuando uno pone la tele y todos los días sale un nuevo imputado, un nuevo caso de corrupción.

R. A quien yo conozco más de primera mano en el PP es a todos los concejales que tenemos en la provincia de Córdoba, en situaciones a veces muy complicadas. Ser del PP, todavía, es muy complicado en algunos pueblos de la provincia, donde todavía te señalan y dejan de ir a comprar a tu establecimiento, o si tienes un bar dejan de ir a él. Esa es gente que de manera desinteresada, costándole el dinero muchas veces, sigue defendiendo unas ideas. Ese es el PP con el que yo me quedo y en el que yo me siento cómodo. Ayer mismo, a un compañero en Cabra le agredieron por cumplir con su deber y por estar haciendo algo conforme a los informes técnicos. Y sufrió un atentado, una agresión. Ese es el PP en el que yo me veo, el que hay en los pueblos, en todos y cada uno de los municipios de la provincia, donde hay gente dándolo todo y muchas veces por nada. Ese es con el que me siento orgulloso. Pero también me siento orgulloso con el PP que ha sacado a este país de la crisis. Ya no nos acordamos de cómo estaba este país hace muy poquitos años, en el abismo literalmente. Una vez más el PP es el que salva a este país y lo vuelve a colocar en crecimiento y creando empleo.

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

Yo soy el primero que se cabrea cuando veo a alguien de mi partido que ha metido la mano o que ha hecho algo malo

P. Pero esos concejales y esos alcaldes de los pueblos se tienen que sentir muy desamparados cuando ponen la tele y ven, día tras día, cómo la gota no cesa. ¿No se sienten cabreados con lo que ven todos los días con lo que están peleando en sus pueblos?

R. Yo soy el primero que se cabrea cuando veo a alguien de mi partido que ha metido la mano o que ha hecho algo malo. Y yo lo que quiero es lo que creo que se está haciendo: poner a esa persona en la calle en ese mismo momento y que la justicia actúe con todo el rigor. Este PP es el que también ha puesto encima de la mesa el paquete de medidas de lucha contra la corrupción más potente que se ha impulsado nunca en este país. Por eso están saliendo todos estos casos. La justicia tiene que actuar y lo más rápido posible. También tenemos que mantener la presunción de inocencia en las personas, algo fundamental en un estado de derecho, y evitar la pena de telediario que hoy día sufrimos. Cualquiera de los que nos dedicamos a la política estamos expuestos a sufrirla en un momento dado. La justicia, las medidas para que pueda actuar, rapidez y el que haya hecho algo mal, haya metido la mano, fuera y a cumplir su condena.

P. Vamos a ponernos en el próximo 3 de junio. Acaba el congreso y ya tiene una nueva junta directiva. ¿Su prioridad ya son las elecciones municipales de 2019?

R. Claro, es que estamos ya a dos años. Lo que he defendido durante mucho tiempo es que algo que necesitamos para tener éxito en las elecciones municipales es que el partido esté a pleno rendimiento en cada uno de los pueblos, cosa que no ocurre siempre, y que los candidatos tengan tiempo. Los candidatos nombrados 15 días antes de las elecciones lo tienen imposible. Tenemos que nombrar esos candidatos, que empiecen a funcionar y que empiecen a trasladar un proyecto alternativo en sus municipios, con ilusión también, con ganas, que puedan tener tiempo para hablar con los vecinos. Ahí está el caso de Cabra en 2011. Lo que hizo Fernando Priego fue un exhaustivo puerta a puerta, con tiempo, presentándose a los vecinos diciendo que quería ser alcalde y poniéndose a su disposición. Creo que esa fue la acción de marketing más potente que pueda hacer alguien: hablar con tus vecinos cara a cara y mirándolos a los ojos. Para eso hace falta tiempo y tenemos en cuanto pase el congreso ponernos con los congresos locales para elegir a los equipos y ponernos a trabajar.

Para trasladar un proyecto a todos los vecinos necesitamos tiempo. Aquí no funcionan los arreones de última hora

P. ¿Con qué plazo quiere que estén elegidos los candidatos?

R. Eso nos lo marcará también la dirección regional. Pero cuanto antes tengamos las cosas claras en muchos sitios creo que es lo mejor. Para trasladar un proyecto a todos los vecinos necesitamos tiempo. Aquí no funcionan los arreones de última hora.

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

P. En Córdoba capital, ¿cree que el candidato va a ser José María Bellido?

R. Pues mira, José María Bellido está haciendo un trabajo sobresaliente al frente del grupo municipal. Está haciendo muy bien las cosas desde que José Antonio dejó de ser la cabeza visible en el grupo municipal. Está pasando con sobresaliente esa etapa. Es verdad que ahí es la dirección y son sus órganos los que marcarán los tiempos y decidirán, como capital de provincia que es Córdoba. Pero yo no le pongo ningún pero a la gestión que está haciendo.

P. Tampoco en la capital se ve a otra persona que pudiera ser el candidato.

R. Es la cara más visible de la ciudad y quien lo está haciendo bien.

P. Yo también soy de pueblo. Soy de Fernán Núñez…

R. Allí lo tenemos complicado.

El candidato del PP no puede ser el cabreado del pueblo

P. (Risas). Sí, sí. El PP tiene allí un concejal de 13. Cuando la gente se extraña de por qué el PSOE gana elecciones en Andalucía siempre les pregunto si de verdad conocen los pueblos. Usted es de Cabra, donde ha gobernado el PSOE durante muchos años y ahora está el PP. Pero creo que tanto el PP andaluz como el nacional nunca entendieron a la Andalucía rural.

R. Mira. Ahí fíjate. Los municipios donde gobernamos desde hace más tiempo en la provincia de Córdoba son pueblos del Norte, como Añora, Villanueva del Duque, Torrecampo… Estamos hablando de municipios pequeños, rurales totalmente, y sin embargo los llevamos gobernando desde los años noventa en muchos casos. Yo creo que nuestro problema, principalmente, no ha sido de políticas sino de personas. También lo he dicho durante estos días: el candidato del PP no puede ser el cabreado del pueblo. Los que siempre están cabreados muchas veces por un tema personal con el alcalde socialista o de IU de turno. No. Tiene que ser gente que tenga un proyecto alternativo. Para eso, no todo es malo. Tienes que criticar lo que es malo ofreciendo una alternativa, y valorar las cosas buenas que se hacen. Entonces, creo que un problema que hemos tenido muchas veces ha sido el de dar con un equipo de personas que se ilusione.

Los conservadores en Andalucía son los socialistas

P. En gran parte de los pueblos de Andalucía hay mucha memoria. Hasta hace pocos años se identificaba a los candidatos del PP con los que habían mandando siempre.

R. No sé si ahora pasaría al contrario. Esto lo hablo con los compañeros de Podemos en el Parlamento, con los que tengo una magnífica relación. Ellos mismos nos han dicho que se han dado cuenta que los conservadores en Andalucía son los socialistas. Llevan ya 40 años gobernando, casi los que tengo yo de edad. En Andalucía si hay alguien que ha mandado siempre, para mí que nací en 1975, es el PSOE.

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

P. Sí, en Andalucía es al revés que en España. El votante mayor, del mundo rural, se inclina más por el PSOE.

R. Efectivamente, la gente que no quiere que cambie su estatus en Andalucía vota al PSOE. Pienso que las medidas más avanzadas y más audaces son propuestas diseñadas por el PP que las que no quieren que cambie su hegemonía en los últimos 40 años. Pero mira, hay sitios donde se ha producido el cambio y las cosas funcionan. En Cabra gobernó el PSOE muchos años, también el PA y volvió a hacerlo el PSOE con IU. Ha gobernado todo el mundo. Y desde 2011 gobierna el PP y creo que va la cosa para rato. La gente se ha dado cuenta de que con unas siglas o con otras se están haciendo las cosas bien. Y hay gente que no vota al PP en las generales o en las autonómicas y lo vota en las municipales.

Cuando el partido funciona no hay que buscar mirlos blancos fuera

P. ¿Gobernaría el PP en Cabra con otro candidato que no fuera Fernando Priego?

R. Bueno. Lo que pasa es que creo que tenemos alcalde y candidato para rato, pues Fernando Priego tiene esa insultante juventud que hace que tenga una carrera política por delante estupenda. Pero fíjate: Fernando era una persona del partido a la que no hubo que buscar fuera. Fue un liderazgo que se construyó desde dentro porque pusimos el partido a funcionar. Y ese partido generó ilusión y se sigue reuniendo todos los jueves. Ahora que se habla mucho de la participación de los afiliados: para eso tienes que tener un partido vivo y muy activo. En Cabra se reúne todos los jueves. Ese día los afiliados pueden acudir a reunirse con el partido. Antes lo hacían con la oposición y ahora ven al alcalde, que va todos los jueves a escuchar a la gente del partido y a explicarle también las medidas que se toman. Como te decía, cuando el partido funciona no hay que buscar mirlos blancos fuera. Y ya te digo que a Fernando le quedan muchos años de alcalde, pero en Cabra tenemos la ventaja de que el partido funciona. Si algún día dejase de serlo, tendríamos un partido al que volver a sacarle rendimiento.

P. Es curioso porque el PP de Cabra viene de una gestora.

R. Sí.

P. Usted se convierte en presidente tras una gestora.

R. En 2005. Pues sí. Recuerdo aquella gestora que era José María Bellido, precisamente, el que venía a tutelarnos en un momento de cierta debilidad. Éramos el último partido del Ayuntamiento y allí cuando entro de presidente y ya estaba Fernando lo que hicimos fue activar el partido a velocidad de crucero. Le dimos una actividad. Hoy seguimos contando con todo el mundo, pero quien quiso descolgarse fue porque no pudo seguir con esa actividad que imprimimos. Fue todo muy poquito a poco, pero conseguimos tener un partido muy vivo, que fue la base del éxito de 2011 y después de 2015.

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

Fernando Priego es uno de los grandes valores que tiene el PP de Córdoba y el de Andalucía

P. Por acabar con el tema de Cabra, ¿no ve a Fernando Priego en otro cargo que no sea el de alcalde?

R. Fernando es uno de los grandes valores que tiene el PP de Córdoba y el de Andalucía. De alcalde es donde él se siente bien, y lo está haciendo muy bien. Además, ahora tiene escaño en el Senado, algo que también es bueno para Cabra. Y yo desde luego, como ese valor que tiene, voy a contar con él en la dirección provincial.

P. Este domingo son las primarias del PSOE. Parece que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, se la está jugando. Si pierde, usted como parlamentario, ¿qué cree que debería hacer como presidenta de la Junta?

R. Bueno, lo ha dicho Juanma Moreno. Esto es un viaje de no retorno. Andalucía no puede ser un premio de consolación. Andalucía no puede ser un refugio. Ella ha optado por un camino. Pero ha optado por ser candidata a la Secretaría General del PSOE y está en un camino de no retorno. Andalucía no puede ser un segundo plato.

P. Ahora que se han puesto de moda las mociones de censura, ¿en Andalucía no exploraría en ningún caso una con Ciudadanos, que tendría que romper el pacto con el PSOE?

R. Además es que tampoco sumaríamos.

P. Claro, se necesitaría al menos una abstención de IU y Podemos.

R. Yo creo que no. Una de las cosas que hemos defendido siempre desde el PP, y porque creo que es bueno, es la estabilidad. Nosotros queremos que haya estabilidad en Andalucía y que en el Gobierno esté quien ganó.

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

Las mociones de censura de Obejo y la de Priego, los resultados de una y otra, y la misma situación, no son comparables

P. ¿Cómo son sus relaciones con el PSOE de Córdoba después de las dos mociones de censura que se han producido en Priego y en Obejo?

R. Son cuestiones que creo que no se deberían comparar. Las mociones de censura de Obejo y la de Priego, los resultados de una y otra, y la misma situación, no son comparables. Estamos hablando de Obejo, un municipio en el que no se había presentado un presupuesto, con Priego, donde faltan 100 votos para la mayoría absoluta y donde el respaldo social que tiene María Luisa Ceballos y su equipo se ha visto en todas las manifestaciones que hemos seguido en estos últimos días. No entendemos porqué ocurrió eso. No nos pareció justo y creemos que los ciudadanos van a castigar a los que han firmado esa moción de censura en las próximas elecciones municipales. Dicho eso, yo mantengo una relación muy cordial con el PSOE porque yo entiendo la política como que hay que sentarse hablar, como que hay que ponerse en el sitio del otro. La gente está muy harta con lo de ver a los políticos con el y tú más. Afortunadamente tengo al secretario general de los socialistas cordobeses como presidente del Parlamento y tengo la oportunidad de charlar muchas veces con él, y es una persona de un trato muy amable.

La gente está muy harta con lo de ver a los políticos con el ‘y tú más’

P. Y hablan de estas mociones de censura, imagino.

R. Sí, claro.

P. Ellos la han respaldado.

R. Sí, sí, y yo le he trasladado que creo que ha sido una mala decisión de futuro para el PSOE de Córdoba y para el de Priego.

P. ¿El PP y el PSOE están condenados a entenderse?

R. Yo creo que sí. Creo que hay muchísimas cuestiones de sentido común y de normalidad en las que tenemos que entendernos. Pero con el PSOE y con todo el mundo.

P. ¿Hasta con Podemos?

R. Mi compañero por Córdoba de Podemos en el Parlamento, David Moscoso, es una persona con la que tengo una relación magnífica y me llevo francamente bien con él. Hablamos muchas veces de muchas cosas y hay algunas en las que se coincide, porque son de sentido común.

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

P. En el Parlamento el PSOE denuncia que están resucitando la famosa pinza, que votan muchas cosas de manera conjunta.

R. No, no. El otro día votó muchas cosas el PSOE con Podemos, dejando aislado al PP. Por ejemplo, con el asunto de la autoridad para el profesor. Llevamos un proyecto de ley y en el mismo el PSOE votó con Podemos e IU. En cada momento se producen alianzas. Pero nosotros votamos pensando en nosotros, no en ellos. Ni Podemos creo que piensen en nosotros cuando votan.

Córdoba capital necesita una estructura de partido que no tiene

P. No sé si tiene en la cabeza ya cómo será su futura junta directiva.

R. Tengo en la cabeza la estructura. Lo que no tengo son los nombres y los apellidos que tengo que ponerle a esa estructura. La verdad es que no he tenido tiempo material de poder sentarme. Planteo una estructura fruto de la experiencia que he tenido estos años y pegada a cómo tiene que funcionar el partido. Hay una cuestión importante que no hemos trabajado en estos años y es que Córdoba capital necesita una estructura de partido, que no la tiene. Para que se produzca una participación del afiliado necesitamos que exista una estructura que permita que participe. Una de las patas del partido tiene que ser esa estructura en Córdoba capital, que es la mitad de la población de la provincia y un granero importante de nuestros votos. El otro día fueron 460 los afiliados que participaron en las votaciones. Hay una base ahí que no podemos dejar pasar.

P. Hay más gente que vota al PP en la capital que en la provincia, pero luego hay menos afiliados en la capital que en la provincia.

R. Yo creo que es fruto de no haber tenido esa estructura de partido en la capital. Necesitas a gente que mueva ficha.

En un pueblo, el que quiera participar en política lo tiene más fácil

P. En los pueblos la gente se moviliza más.

R. Sí, es que es mucho más fácil. En un pueblo, el que quiera participar en política lo tiene más fácil. En mi pueblo, por ejemplo, llega una persona y te dice: “Yo quiero afiliarme al PP”. Vale, pásate por la sede los jueves, y firma aquí, y al siguiente jueves eres de la junta local, y tras un tiempo lo mismo acabas siendo miembro de la candidatura, porque siempre estamos buscando gente. Es muy fácil. Eso no es tan fácil en Córdoba capital. Aquí he recibido gente que me ha dicho: “Yo es que quiero participar en el partido”. Y no tenemos un conducto…

P. Claro, sería “dónde te ponemos”.

R. Claro. Siempre cuento la broma cuando le preguntas al que llega: “¿Y qué habías pensado?”. Y te responde: “¿De senador mismo?”. (Risas). A ver, las cosas tienen su proceso y su camino. Insisto, creo que eso tiene que ser algo importante para la capital. Otra pata tiene que ser la provincia, ligado al trabajo que se hace en el grupo de la Diputación. Lo que tenemos que hacer es ponernos a trabajar al servicio de los pueblos y atender a todos los concejales. La gente lo que te pide es mucha formación y mucho asesoramiento, y eso tenemos que dárselo. Una última pata sería ordenar todo el trabajo que se hace en el Congreso, en el Parlamento y en las diferentes instituciones para tener una agenda común. He propuesto tener una agenda pública y única, y hacer algo que nosotros estamos logrando en el Parlamento: el diputado de proximidad. Cada tres meses tengo que dar cuenta de a dónde he ido, de si he ido a mis pueblos, de qué iniciativa he sacado adelante en esos pueblos. Creo que tenemos que ver que nuestros representantes públicos están en el día a día del partido y haciendo sus funciones en las diferentes cámaras. Es bueno que se dé cuenta de esa actividad y es lo que nos piden los ciudadanos: fiscalizar muy bien en qué consiste nuestro trabajo a veces tan criticado.

P. Y en el año 2019, ¿Adolfo Molina va a ser candidato a algo?

R. Pues mira, a mí me gustaría, si puedo pedirlo, lo que fui en 2015: cerrando la lista en Cabra. Lo que no voy a dejar nunca es de ser egabrense y de ser una persona muy comprometida con mi pueblo. En aquel momento no era viable estar de concejal en Cabra, pero sí me gustaría formar parte de esa lista y ayudar a revalidar esa mayoría absoluta.

Lo que no voy a dejar nunca es de ser egabrense y de ser una persona muy comprometida con mi pueblo

Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS
Adolfo Molina | ÁLEX GALLEGOS

14 comentarios

  • Hola, guest
  • Recuerdo la entrevista de hace tres años a Castillero, el de la federación de peñas, que con cuatro preguntas simples se retrató con respuestas machistas, y afín a individuos como Sandokán y Castillejo. Ahora, con esta entrevista de Alfonso Alba a Adolfo Molina tengo la misma sensación y felicito a Alfonso, con cuatro preguntas directas este tipo ingenuo se ha retratado como el hombre de paja de Nieto, como un continuista, y con una falta absoluta de autocrítica de la gestión de Nieto que en cuatro años se produjo un descalabro de desempleo y que Nieto incumplió desvergonzadamente su promesa electoral al presentarse de nuevo. Ser el hombre de paja de un político de escaso talento como Nieto es, además de ser un estómago agradecido, la sombra de alguien sin sombra como Nieto. Animo a los votantes del PP a hacer acto de reflexión: en la provincia de Córdoba hay un paro salvaje, la mitad en Córdoba capital, y la renta media es tercermundista. El PP de Córdoba está sustentado por especuladores inmobiliarios, señoritos rentistas, y empresarios de medio pelo como los hosteleros. Ese proyecto clasista y atrasado no es el futuro para nadie, solo para gentes con mentalidades decimonónicas. 
  • No hay peor ciego que el que no quiere ver.Adolfo,quieras o no quieras eres el "muñeco de paja de Nieto".Ganar unas primarias es otra cosa y no como lo que habéis hecho.Cegados por la ilusión en 2011 los cordobeses se volcaron con el PP y con Nieto ;pero pronto , ese gozo se fue al pozo".Tocado el cielo , Nieto se endiosó , se rodeó de malas compañías y anda, coge la hemeroteca y verás historias para no creer ."Dale un carguillo y sabrás quién es menganillo". La recompensa la recibió cuatro años después cuando muchos de los que le dieron la alcaldía le retiraron su confianza ; pero durante este tiempo dejó el partido muy tocado y rotos muchos carnets de afiliados.Seguid ciegos y os aventuro poco éxito porque te diremos ."Aunque vengas disfrazao , te conozco bacalao".
    • Señora Rafi, conozco a Rosario y sé en primera persona las trabas impuestas en estas elecciones. Aunque digan ser demócratas, el "dedo" es lo que cuenta. De todas formas, tiempo al tiempo.  Tampoco es el fin del mundo, pero si  ha dicho que le han puesto impedimentos, es que se los han puesto. Pero claro, eso no se ve ni lo van a decir. Veremos dónde la mandan ahora!. Si el cambio ha sido a mejor, pues palante.
  • El PP de Córdoba es lo más arcaico de toda España, y en buena parte es porque viene gente con mentalidades rurales como Nieto de Guadalcázar, Fuentes de Palma del Río, y Adolfo Molina de Cabra. La cultura cacique-rural pudre cualquier iniciativa urbanita en la capital.
  • Las ideas de la gente del PP de Córdoba consisten en que son liberales de centro derecha que apoyan las subvenciones de la PAC a los terratenientes y que no se critique el franquismo. Luego son expertos en economía, pero con ellos Bankia y Cajasur se fueron a la quiebra (Rodrigo Rato, Santiago Cabezas y los curas). Con el PP no hay paro, y con Nieto Córdoba pasó de 39.000 parados a 44.000 . El PP de Córdoba es incoherencia pura, quizá tenga algo que ver su ausencia de ideología y la tropa de arribistas que lo apoyan.
  • Si el PP es derecha liberal... por qué apoya que el obispado sea titular de la Mezquita? No queda claro si son liberales o tradicionalistas. Si son liberales por qué tienen políticos vitalicios como Nieto, Bellido, Fuentes, Luis Martín, Merino, María Jesús Botella? Son liberales para unas cosas y socialistas para otras? Si el PP es liberal por qué pone Nieto un hombre de paja? El PP de Córdoba es carcundia ultra y esto lo sabe la gente que conoce al PP de Córdoba desde dentro.