Procesión de la Virgen de la Cabeza | ÁLEX GALLEGOS
Procesión de la Virgen de la Cabeza | ÁLEX GALLEGOS

Morenita y pequeñita, como dice su himno, y también cordobesa. Así es la imagen de la Virgen de la Cabeza que venera la hermandad filial de Córdoba y que este domingo salió en procesión con el sol luciendo, como es habitual, una semana después de que se celebrara la romería en Andújar, epicentro de esta antigua devoción.

Esta vez no había Sierra Morena ni Cerro del Cabezo, tampoco Real Santuario sino Compás de San Francisco, naranjos de la calle San Fernando, Triunfo de San Rafael y Mezquita Catedral, que la comitiva rodeó después de que un error de organización con el Cabildo de la Catedral impidiera que la procesión entrara en el primer templo de la diócesis, como era el deseo de la hermandad porque se estaba celebrando misa.

La procesión comenzó a las doce del mediodía. Salía el cortejo encabezado por una cruz de manguilla escoltada por dos faroles y la Banda de música María Santísima de la Esperanza interpretaba el pasodoble Aires de Romería. Así avanzaban camino de la calle de la Feria las banderas de la hermandad de Córdoba, las representaciones de hermandades de Gloria de la capital entre las que se encontraban el Carmen de Puerta Nueva y el Socorro y los estandartes y banderines de otras hermandades filiales de la Virgen de la Cabeza que llegaron hasta Córdoba para acompañar a la cofradía. Así, se vieron las filiales de Palma del Río, Luque, Bujalance, Cabra, Málaga, Baena, El Carpio, Granada, Mancha Real, Marmolejo y Ciudad Real.

Tras ellos iba el estandarte de Córdoba, mujeres de mantilla y la presidencia, en la que se encontraban el hermano mayor y antiguos dirigentes de la hermandad de Andújar. Tras ellos aparecía en su paso azul y plata la Virgen de la Cabeza con su Niño en brazos. Llevaba el manto de la Rosa de Oro que se le hizo a la Patrona de Andújar con motivo de que el Papa Benedicto XVI concediera en 2009 esta distinción a la Virgen, que es la única que lo ostenta en España.

Procesión de la Virgen de la Cabeza | ÁLEX GALLEGOS
Procesión de la Virgen de la Cabeza | ÁLEX GALLEGOS

Sobre el paso y exornando a la Virgen pequeñita iban jarras con rosas blancas y astromelias del mismo color, como también iban en el friso en centros que se combinaban con otros de dendrobio. En las levantás y en su caminar sonaban las campanitas del paso que acompañaban a los sones de la banda de la Esperanza, que interpretó un repertorio con marchas eucarísticas como El Corpus y Triunfal, de glorias cordobesas como La Virgen del Carmen, otras dedicadas a imágenes de la capital como María Santísima de la Esperanza, Una oración a la Virgen, Mercedaria, Al cielo vuestra Estrella o Aires de Esperanza, junto a clásicos como Pasan los Campanilleros.

La procesión llegó por Cardenal González y Corregidor Luis de la Cerda al entorno del Triunfo de San Rafael junto al que se tremolaron (mover en el aire) las grandes banderas de la hermandad cordobesa que iban al comienzo del cortejo y a cuyo movimiento quiere unir en años próximos la hermandad el redoble del tambor que acompaña a este acto en Andújar.  Luego rodeó la comitiva la Mezquita Catedral a la que ya entrará el año que viene y siguió por estrechas calles como Martínez Rücker y Alfayatas para volver a Cardenal González y seguir hacia San Fernando y su templo.

A lo largo del recorrido se oyeron en varias ocasiones vítores a la Virgen de la Cabeza como a la entrada, donde las hermandades filiales que habían acompañado hicieron un pasillo a la imagen para inclinar sus estandartes y banderines a su paso. Allí sonó por última vez el himno Morenita y Pequeñita, que los presentes cantaron al unísono antes de despedir a la Virgen poco antes de las tres y media de la tarde hasta el año que viene.

Un comentario

  • Hola, guest
  • Muchas gracias, como hermana de la hermandad, por hacer una tan bella descripción de nuestra procesión gloriosa de la Virgen de la Cabeza de la Iglesia de San Francisco y San Eulogio, por la calles de Córdoba Solo añadir que además de a la hermandad del Socorro y la del Carmen de Puerta Nueva agradecemos su presencia también a las hermandades de Gloria del Transito, Rocio, El Carmen de San Cayetano, Villaviciosa, además de a la dos hermandades de penitencia con las que compartimos sede canónica como son la hermandad del Cristo de la Caridad y la hermandad del Huerto