Leaderboard-01-post-cultura – Cines de Verano – Esplendor Cinemas
Un detalle de la portada del libro.
Un detalle de la portada del libro.

La Biblioteca Central de Córdoba tiene un nuevo título entre los libros antiguos que componen su fondo histórico. Y no cualquier título, puesto que se trata de la segunda obra impresa en Córdoba más antigua que posee este centro. Por sorpresa, acaba de aparecer una obra de Martín de Roa fechada en 1598 que estaba ‘invisible’ a los ojos del registro de la biblioteca hasta ahora.

El libro es una pequeña obra de 16 páginas titulada Oratio ad Franciscvum de Reinoso Episcopvm cordobensem escrita por Martín de Roa (Córdoba 1560-Montilla 1637), anticuario de profesión y rector del colegio de la Compañía de Jesús en la capital cordobesa, además de autor de varios libros sobre la historia de ciudades andaluzas.

Según señalan los responsables de la Biblioteca Central en el blog de este espacio municipal, la obra “de gran valor”, ha aparecido ahora durante las labores de repaso de la colección en depósito del centro. Y es que, por un lado, dado su pequeño volumen, había sido encuadernada junto a otros libros de pequeño tamaño durante el siglo XX, “como técnica de preservación (…). Así, en un volumen grueso y protegido, tenían más posibilidades de preservación. Esta obra de Martín de Roa se vio sometida a esta operación”, señalan.

Pero, además, la “causa determinante” de la ‘invisibilidad’ del libro de Martín de Roa hasta el momento fue que “alguien en algún momento cometió un pequeño error tipográfico tecleando (en un lugar clave) la fecha 1958 en lugar de la correcta: 1598”, según han comprobado los responsables de la Biblioteca Central.

El ejemplar, que posee la característica letra capitular y adornos en forma de cenefas vegetales de la época, está considerado en biblioteconomía como un “libro raro”, del que se conoce que existe otra copia en la Universidad de Granada. “Para nosotros es un libro muy valioso”, señalan desde el centro cordobés, que ha hallado así un tesoro que no sabía que tenía.

“En las bibliotecas hay muchos libros, y en las bibliotecas con fondo histórico, hay muchos libros antiguos. La sorpresa, la grata sorpresa, es que de vez en cuando siguen apareciendo, y despertando a la luz desde el sueño de los justos, más libros antiguos”, dicen sobre este hallazgo.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest