leaderboard-01-post-cordopolis – Periódica Clínica Eduardo López – Clínica Eduardo López
Un grupo de turistas bebe agua en el entorno de la Mezquita | TONI BLANCO
Un grupo de turistas bebe agua en el entorno de la Mezquita | TONI BLANCO

¿Cómo es posible? La ciudad de Córdoba devuelve al río Guadalquivir más agua limpia de la que consume, según los datos que maneja la empresa municipal de aguas de Córdoba (Emacsa) y que hizo públicos este lunes. Esta aparente contradicción tiene una explicación y se sostiene, sobre todo, en el éxito del llamado “ciclo integral del agua en Córdoba”.

Según los datos de Emacsa, en 2016 toda la ciudad de Córdoba necesitó para su consumo propio 24,2 millones de metros cúbicos de agua potable. En el mismo periodo de tiempo, la ciudad devolvió al cauce del Guadalquivir desde la estación depuradora de aguas residuales de La Golondrina un total de 26,6 millones de metros cúbicos de agua. Es decir, 2,4 millones de metros cúbicos más de la que supuestamente gastó la ciudad.

Leaderboard Post Cordoba Hoy 2 – Día Madre – Hammam Al-Andalus

Tiene una explicación. Córdoba es, desde la época de los antiguos iberos, una ciudad rica en agua. Sus numerosas corrientes subterráneas abastecen una intensa red de fuentes públicas. Además, diversos veneros de agua procedente de la sierra y hasta arroyos confluyen en la red general de aguas residuales de la ciudad. Esta red va a parar a la depuradora de la Golondrina, con más agua de la que necesita la ciudad para su propio abastecimiento.

“Tanto es así que podemos afirmar que Córdoba no consume agua, sino que la utiliza, ya que anualmente podemos comprobar cómo la cantidad de agua que se detrae para su potabilización es sensiblemente menor a la que se vierte depurada al río Guadalquivir”, explica en su informe Emacsa.

Córdoba además es una ciudad especialmente preparada para superar periodos de sequía. La ciudad bebe del agua que se embalsa en el pantano del Guadalmellato. En caso de que el embalse esté vacío, se activa un segundo sistema de reserva: el embalse de San Rafael de Navallana. Pero es que en caso de que este pantano también se seque la ciudad está preparada para potabilizar el agua directamente del río Guadalquivir. Para ello, se bombea a San Rafael de Navallana, regresa por gravedad a la ETAP de Villa Azul y ya desde allí sale por el grifo.

Leaderboard-03-post-cordopolis – Cruces de Mayo – Ayuntamiento de Córdoba

No hay comentarios aún

  • Hola, guest