Regreso de Nuestro Padre Jesús Caído a San Cayetano tras su restauración | MADERO CUBERO
Regreso de Nuestro Padre Jesús Caído a San Cayetano tras su restauración | MADERO CUBERO

Diferente resulta este domingo en la iglesia conventual de San José. Es éste un día cargado de sentimientos en el templo que preside esa cuesta que, junto a Ollerías, es un hervidero de fieles y cofrades cada Jueves Santo. No es para menos, pues se trata de la jornada en la que Nuestro Padre Jesús Caído regresa a su hogar. Un hecho que por esperado suscitara en las últimas fechas una alta expectación entre los hermanos de la cofradía de la que es titular la imagen y también entre los vecinos del que es uno de los lugares con más sabor propio de la Semana Santa de Córdoba. La imagen ya se encuentra en su capilla, a la que vuelve después de una intensa y cuidada labor de restauración. Los trabajos de rehabilitación permiten ahora ver al Señor de los toreros con su imagen más próxima a la original, pues recupera su policromía primigenia en el rostro.

Tras aguardar el instante desde que la imagen saliera del templo, los miembros de la hermandad de Jesús Caído vivieron con gran emoción su regreso. Éste se produjo de manera especial, ya que unos minutos antes de la una el Señor recorrió en parihuela el breve trayecto entre el local de salida de los pasos de la corporación del Jueves Santo y la propia iglesia. Vino a ser ésta “una entrada simbólica, triunfal a su casa, a su templo, con su gente, sus devotos”, tal y como explicó Rafael Madueño, hermano mayor de la cofradía. Una vez en el interior de San Cayetano, tuvo lugar una misa de Acción de Gracias con motivo de un acto que llenó de satisfacción a todos quienes forman parte de la hermandad, que esperaban “ese momento ansiosamente”. De esta forma, el retorno del Señor generó un más que lógico interés.

La vuelta a su templo de Nuestro Padre Jesús Caído se produjo tras una restauración en los talleres de Regespa. En estos permaneció a lo largo de los últimos seis meses -algún día menos-, ya que fue a finales de septiembre cuando dejó su capilla en San Cayetano. La imagen ha sido sometida en ese período a una rehabilitación que hará posible en adelante observar la policromía original de su rostro. “No es que tuviera grandes problemas, pero tenía una serie de desperfectos por el paso del tiempo y si se dejara más podía pasar a ser un problema más grave. Habían aparecido varias grietas por todo el cuerpo, por toda la policromía y problemas de asentamiento en la peana y de ensamble de las piezas. Todo se ha arreglado y se le ha hecho un tratamiento contra parásitos”, detalló respecto de la tarea de recuperación llevada a cabo. Pero, “sobre todo lo más trabajoso ha ido limpiar la policromía”, un proceso que requiere ir “milímetro a milímetro”.

Regreso de Nuestro Padre Jesús Caído a San Cayetano tras su restauración | MADERO CUBERO
Regreso de Nuestro Padre Jesús Caído a San Cayetano tras su restauración | MADERO CUBERO

Vistió el Señor en esta ocasión la bella túnica denominada de San Juan de la Cruz, en la que aparece una imagen de la visión del Nazareno por parte del místico, que es origen devocional de la orden carmelita. Se trata de una cuidada prenda realizada en 2012 por Francisco Pérez Artés bajo diseño de Fray Juan Dobado Fernández. Éste fue el atuendo elegido para tan especial ocasión en San Cayetano. “Es una gran alegría. Estamos contentísimos de cómo ha ido la restauración”, apuntó Rafael Madueño en relación a lo que supone el regreso a su templo de Nuestro Padre Jesús Caído. Con la imagen ya en la iglesia conventual de San José, la corporación del Jueves Santo celebrará la semana entrante el quinario en su honor. Los cultos se desarrollarán entre el martes y el próximo sábado, con su inicio a las 19:30. El domingo 26 tendrá lugar la Fiesta de Regla de la cofradía a las 13:00 y la talla permanecerá expuesta en solemne besapiés.

Por otro lado, San Cayetano acogerá el próximo jueves una conferencia a cargo de Enrique Ortega, gerente de Regespa, que explicará el proceso de restauración de la imagen de Nuestro Padre Jesús Caído. Detallará las intervenciones realizadas y los resultados en una cita que arrancará en torno a las 20:15, tras la finalización del tercer día de quinario. Una rehabilitación, por cierto, que también aguarda Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, la cual comenzará, como es lógico, tras la Semana Santa. “No tenemos prisa. La restauración de la Señora va a ser menos laboriosa, ya que prácticamente no se va a tocar la policromía. Pero sí es más necesaria, porque sí tiene problemas estructurales. A mediados de mayo esperamos que esté en Regespa”, comentó al respecto Rafael Madueño, hermano mayor de la corporación del Jueves Santo.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest