Nazareno dieciochesco de Santa Marina | TONI BLANCO
Nazareno dieciochesco de Santa Marina | TONI BLANCO

Pocos datos existen acerca de la talla. Al menos, son escasos los que manejan en la parroquia de Santa Marina y en la hermandad del Resucitado. Lo cierto es que desde un tiempo atrás la imagen forma parte del patrimonio que esconden los muros de la fernandina iglesia y, por tanto, de su estampa. Se trata de un Nazareno procedente del vecino convento de Santa Isabel (San Pancracio), no hace mucho clausurado. Al igual que el venerado San Pancracio y que una pequeña Dolorosa, tiene nuevo espacio en el templo frente al cual se levanta la estatua de Manuel Rodríguez Manolete. Dada su llegada, la corporación que cierra la Semana Santa de Córdoba decidió recientemente realizar el próximo 31 de marzo un Vía Crucis con la talla.

La cita tendrá lugar, tal y como anunció días atrás la cofradía a través de sus cuentas en redes sociales, con motivo de su turno de solemne acto en la parroquia de Santa Marina. “La iglesia realiza un Vía Crucis cada viernes a través de sus distintos grupos, y en el que nos toca a nosotros decidimos hacerlo con el Nazareno”, apunta Francisco Ruiz, hermano mayor del Resucitado, al respecto. Hasta ahora la corporación celebró este acto cultual con un Crucifijo del siglo XVIII perteneciente al rico patrimonio del templo en que radica. Sin embargo, la presencia de la nueva talla a la iglesia supuso un cambio en ese sentido. “Hemos visto la oportunidad de salir con él y lo vamos a hacer”, indica el regidor de la cofradía. Una iniciativa para la que, por supuesto, tienen “el visto bueno” del párroco.

Nazareno dieciochesco de Santa Marina | TONI BLANCO
Nazareno dieciochesco de Santa Marina | TONI BLANCO

Es ésta una parte de la manera de hacer parroquia existente en Santa Marina, la cual alberga en la actualidad tres imágenes del cerrado convento de San Pancracio. Una de ellas es precisamente la del santo que daba nombre al monasterio de las Clarisas. Otra es la talla de este Nazareno, del que sólo se conoce que data del siglo XVIII. “Lo tenían puesto en una hornacina y tiene sus devotos”, indica el hermano mayor del Resucitado, quien explica “no es una talla entera”. Tras su llegada al templo, tuvo lugar, por otro lado, la restauración de las potencias, de plata, y de la Cruz.

El 31 de marzo, en la entrada de la cuenta atrás definitiva hasta la Semana Santa, la imagen saldrá en Vía Crucis a las 20:30 y marchará sobre las parihuelas utilizadas para el Rosario de la aurora de la Virgen de la Alegría. El recorrido será sencillo, según señala Francisco Ruiz. “Comenzaremos en la puerta principal y rodearemos la iglesia por el ábside para no obstaculizar el tráfico”, adelanta en ese sentido.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest