Leaderboard-01-post-cultura – Cines de Verano – Esplendor Cinemas
tbs_9341
Asistentes al homenaje a Pepe Duarte en el Jardín de los Poetas | TONI BLANCO

“Pepe Duarte fue la primera persona que me dijo que pintar era un trabajo al que había que dedicarle la vida”. Son palabras de Jacinto Lara esta mañana en el Jardín de los Poetas, un parque tras la muralla almohade del Marrubial. Allí, en una helada y lluviosa mañana de marzo se han reunido amigos y familiares del pintor Pepe Duarte, uno de los miembros de Equipo 57, además de artistas y gentes de la cultura, ante el gran mural que pintó para el lugar en 1992 y que acaba de ser restaurado. Duarte falleció el pasado enero.

Jacinto, junto a los compañeros del Equipo de Duarte, Juan Serrano y Juan Cuenca, ha recordado el aliento y la ayuda que Pepe siempre dio a los artistas jóvenes a continuar en el camino del arte, “por muy difícil que lo tuviesen en una ciudad como ésta”. En el recuerdo de quienes lo conocieron estaba su amabilidad, su arte y la labor que realizó en la Escuela de Artes y Oficios.

Un acto breve y espontáneo nacido desde la amistad que ha reunido a un centenar de personas bajo la lluvia, en una jornada de luto municipal por el fallecimiento del alcalde Ocaña. En él se ha presentado la pequeña placa que se le ha dedicado al artista en uno de los laterales del mural, “una placa que no necesita cortinilla porque no hay nada que destapar”, según Lara, para “un hombre que siempre tuvo a Córdoba ahí”. Un aplauso grande bajo los paraguas y una celebración íntima posterior, con música y vino, en Bodegas Campos han cerrado el homenaje de los artistas cordobeses a Pepe Duarte.

“Queremos que desemboque en una fiesta porque creemos que la vida, cuando se acaba, hay que entenderla como una continuidad de la vida alegre. Estamos recuperando ese aspecto de asociar la muerte a algo que no sea triste, sino de gente contando cosas”, explicaba Juan Serrano a este periódico.

En los años 80, siendo Serrano arquitecto municipal, el alcalde Anguita le encargo hacer “un jardín árabe” en la muralla del Marrubial, en los terrenos de la antigua huerta de los Trinitarios. El artista y arquitecto tomó el agua como eje y acabó conjugando el jardín tradicional con el parque moderno. El sello del grupo artístico cordobés más importante del siglo XX acabó de ponerlo en 1992 en el lugar otro de sus miembros, Pepe Duarte, con la idea de que el arte “se acercase al pueblo”. Aprovechando el gran lienzo blanco que dejaba el testero de una de las casas, el artista pintó un gran mural que conjuga arquitectura, plantas y figuras, como si fuera un espejo del lúdico entorno. Una pintura de clima metafísico que se inspiró en el propio barrio, ya que el artista en su día recorrió la zona para poder plasmar en la pintura muchos de sus escenarios. El mural que ahora se restaurará ya fue intervenido por Vimcorsa en 2011, debido a las humedades que se habían provocado en la medianera que sirve de soporte al mural.

tbs_9312
Familiares, artistas y ex miembros de Equipo 57 en el homenaje a Duarte | TONI BLANCO

4 comentarios

  • Hola, guest