“En Córdoba se ha reunido el club secreto de los divulgadores científicos”. Antonio Martínez Ron definía de este manera la gran reunión que este fin de semana se ha citado en el Rectorado de Córdoba, durante las XII Jornadas de los que se ha venido en llamar Divulgadores de Ciencia Divulgar Divirtiendo Desinteresadamente (DDD), coorganizadas por la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCCi) y este grupo de divulgadores.

Todo nació hace 12 años. Entonces, un grupo de profesores de Ciencias pensó que sería bueno organizar una serie de charlas de divulgación científica con objeto de conocerse e intercambiar opiniones. La primera edición tuvo lugar en el Museo Principia de Málaga y a ella asistieron 20 ponentes. Después de once ediciones, han multiplicado por diez el número de asistentes y conferenciantes.

Cada año, los participantes visitan una ciudad española diferente. En las últimas ediciones han estado en Salamanca, Cartagena (Murcia) y Lleida, respectivamente. También han visitado localidades Bilbao, Baeza, Orihuela (Alicante) o Almería. La inmensa mayoría de los divulgadores son profesores de alguna rama de ciencias, pero también hay docentes de lengua e idiomas. Este año se ha decidido que sea Córdoba, donde se han citado unos 200 maestros y profesores de las diferentes etapas educativas, desde la infantil a la superior, para aprender a divulgar la ciencia.

El “club secreto” de los divulgadores también tienen una fórmula propia para dar a conocer sus ponencias. Por espacio de solo cuatro minutos, se subían al escenario y hablaban de un tema. El objetivo es que cuestiones como la termoelectricidad, los asteroides, el pensamiento computacional o el dióxido de carbono sean digeribles para los niños, y que posteriormente puedan ser explicados a cualquiera sin unas nociones superiores de formación.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest