Leaderboard-03-post-deportes – Periódica Milar – Milar
Lance de un encuentro del Cajasur CBM en Vista Alegre. | LARREA
Lance de un encuentro del Cajasur CBM en Vista Alegre. | LARREA

Sin opciones. La victoria en ocasiones se presenta como una meta casi inalcanzable. Una situación de la que sabe bien un Cajasur Córdoba de Balonmano que, a pesar de todo, nunca deja de batallar contra los pronósticos y los apriorismos. Sin embargo, la lucha no es suficiente cuando el rival apenas permite oposición. Es lo que le sucedió al conjunto granate este sábado en su complicada visita a Pontevedra, donde cedió de manera clara ante el Teucro (37-30). El equipo de Jesús Escribano se topó con un adversario muy en forma, que busca, y a apunta a conseguirlo, asaltar los puestos de ascenso y aunque pugnó con todas sus fuerzas y dio la cara ya caminó a vestuarios siete goles por debajo. En la segunda parte el cuadro cordobés dio mucha guerra, llegándose a colocar a cuatro tantos de los gallegos, pero la sangría del primer acto era grande y claudicó al final por la misma desventaja del descanso.

Era tarea muy complicada la de puntuar para el Cajasur, y el Teucro se encargó de dejarlo claro casi desde el comienzo del partido, cuando tomó el mando del marcador. Un dominio que ya no cesaría a lo largo del choque. El sistema defensivo del CBM era incapaz de frenar el ataque local, en el que ambos extremos, Iglesias e Iván, llevaban la iniciativa martilleando la meta cordobesa una y otra vez. Los de Jesús Escribano intentaban capear el temporal pero poco a poco los pontevedreses estiraron la renta hasta coger un colchón de cinco dianas de ventaja. Los gallegos anotaban demasiado fácil con acciones muy rápidas en circulación de balón y elaboración de ataque, casi justo al saque de centro o en contraataques. Así, el cuadro de Quique Domínguez se marchó a vestuarios con un cómodo 21-14 a su favor que ponía muy cuesta arriba el encuentro para la escuadra granate, que había encajado muchos goles merced a su escaso bagaje defensivo.

Leaderboard-02-post-deportes – Nueva Orleans – Mc Donalds

La segunda parte era poco menos que una misión imposible para un Cajasur que, a pesar de verse muy por debajo, nunca le perdió la cara al duelo. Los cordobeses espabilaron algo atrás y el panorama cambió ligeramente, aunque siempre sin peligrar el triunfo local. Eso sí, obligaron al Teucro a no dejarse ir con comodidad. El aumento de intensidad defensiva se tradujo en un amago de remontada gracias a un parcial de 0-3 que ponía el 28-24 en el electrónico a falta de un cuarto de hora. Por desgracia para el conjunto granate en ese instante llegó su primera exclusión, un tanto absurda, y los gallegos respiraron tranquilos para volver a colocarse con seis de renta. Los 15 últimos minutos se convirtieron en un intercambio de tantos en ambas porterías, algo que benefició a los locales, que terminaron venciendo por 37-30. Para el CBM queda el hecho de no bajar los brazos hasta el final y haber competido de tú a tú en la segunda mitad ante un rival que lleva siete victorias consecutivas y que va a pelear a muerte por jugar el año que viene en Asobal.

FICHA TÉCNICA

TEUCRO PONTEVEDRA, 37: García Lloria, Medina (1), García, Silva (3), Quintas, Borja (5), Iván (9), Samu (2), Santana, Carlos (2), Román, Sergio, Héctor, Dani Hernández (6), Edu Moledo e Iglesias (9).

CAJASUR CÓRDOBA BM, 30: Ramón, Fran Grueso (4), Leo Ceballos (5), Del Águila, Nano (3), Julián (7), Jiménez (4), Labraca, Pablo, Álex Morón, Cabanillas (2), Dzokic (2), Baena y Morales (4).

ÁRBITROS: Muñoz y Posada (Madrid). Excluyeron a los locales Quintas, Samu, Sergio, Dani Hernández y Medina (2); y a los visitantes Julián, Leo Ceballos y Jiménez.

PARCIALES: 4-2, 8-5, 13-8, 15-10, 18-11, 21-14 (descanso), 25-19, 27-21, 28-24, 31-25, 34-28 y 37-30.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la décima jornada del campeonato de Liga en División de Honor Plata, disputado en el Pabellón Municipal de Deportes de Pontevedra ante unos 750 espectadores.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 10ª jornada de DH Plata disputado en el Pabellón Municipal de Deportes de Pontevedra ante 750 espectadores.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest