Antonio De Torres: “Aquí nadie perdona a nadie”

1

Más de tres décadas en puestos de gestión en el baloncesto andaluz dan para mucho. Para ver glorias y caídas, lealtades y traiciones, grandes proyectos construidos con humo, iniciativas humildes y firmes, ríos de subvenciones, recortes por la crisis, rivalidades históricas, respaldos o desprecios según el color de los que mandan en las instituciones en cada momento… Antonio de Torres García (Pozoblanco, 1960), presidente de la Federación Andaluza de Baloncesto, observa el panorama actual con cierto desapego emocional y un punto irónico, labrado a través del contacto permanente con las ‘gentes del deporte’, que “normalmente van a lo suyo, que suele ser lo contrario de lo que quiere otro”, dice con una reveladora sonrisa.

A De Torres le toca lidiar diariamente con conflictos. Cuando para gestionar hay presupuestos de miseria, ejerce la labor de mediador para que los litigantes no se destrocen luchando por las migajas. No son buenos tiempos para casi nadie. La huida de los patrocinadores, que históricamente fueron el tradicional sostén de los clubes, ha hecho que la incertidumbre sea el estado natural del baloncesto. Uno termina jugando en la categoría que puede pagar. Y si no tiene para hacerlo, pues se queda en casa. Bajo ese síndrome de la supervivencia se mueve todo desde hace un buen puñado de años. Bien lo sabe De Torres, que fue árbitro en las décadas de los 80 y 90, entró en la casa federativa para coordinar el departamento de licencias y ha terminado en el punto más alto del organigrama de la FAB. Suplió al recordado Rafael Rojano en 2013 y sacó adelante su momento más complejo: ganó las elecciones por un solo voto. Hace apenas unas semanas hubo comicios en la Andaluza y venció sin jugar el partido. No hubo oposición. Renovó su cargo hasta 2020. “Algo querrá decir eso. Yo aquí escucho a todo el mundo, hasta los que no están a mi favor”, dice. En los últimos meses escuchó bastante. El baloncesto en Andalucía pasa tiempos turbulentos. Y en Córdoba, además, con polémicas domésticas que han venido a aliñar la tensa situación de siempre, ésa que lleva a la patológica identificación del éxito propio con el fracaso ajeno. Todos felices, sin destacar en nada.

Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO
Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO

PREGUNTA. Lo de Córdoba, con el trasvase de técnicos y jugadores del Bball al Cordobasket, ha sido un suceso traumático y cargado de polémica.
RESPUESTA. Ya se lo advirtió Antonio Guillén [presidente de la Federación Cordobesa de Baloncesto] a los del Bball en las reuniones previas que hubo entre ellos, el Cordobasket, las instituciones cordobesas y la Federación. Se tanteó incluso la posibilidad de un proyecto común, de conseguir una unión, pero todo eso se enmarañó porque uno había ido al sponsor del otro. Eso es verdad. Y que cada uno lo tome como vea. El caso es que el Bball no llega a inscribirse a tiempo, le falta el aval, y Guillén les dice que corren el riesgo de quedarse fuera. Su mala suerte es que había una plaza y el otro que se quedó fuera era el Coín. Y este equipo quedó deportivamente mejor que ellos la pasada temporada y, por lo tanto, le correspondía. Si hubiera sido cualquier otro equipo, Bball estaría ahora mismo en la Liga EBA. Es verdad que hay que agradecer mucho la generosidad de los equipos de Primera Nacional, porque ya estaban cerrados los grupos, los calendarios para salir, y sin embargo aceptaron que un club más se metiera en la categoría. Y eso es un desplazamiento más, un mes más de competición, los gastos. Entre la generosidad de los equipos y el trabajo nuestro de la Federación, que les esperamos hasta que resolvieran este asunto, se pudo meter al Bball en Primera Nacional porque si no hubiese tenido que estar jugando en la Senior Provincial, que era la categoría que en teoría le correspondería.

“Se tanteó incluso la posibilidad de un proyecto común, una unión, pero todo eso se enmarañó”

P. ¿Entiende que culpen a la Federación del desenlace del caso para el Bball? ¿Qué papel ha jugado?
R. Ellos pueden culpar en todo caso a la Federación Española, porque la Liga EBA es una competición suya y nosotros ahí no tenemos competencia. A mí Guti [Francisco Gutiérrez, presidente del Bball] me llama durante esos días de verano diciéndome que qué me parecía que llamase al resto de los equipos de la competición para apoyarle, pero yo le recomendé que no lo hiciera viendo lo que había pasado con los femeninos. Yo ya tenía conocimiento de dos equipos andaluces, antes de que se supiera que fuese el Bball o otro club, que no querían una ampliación del grupo porque económicamente no les interesaba. Al final todo es el dinero. Si no fuese por ese condicionante, a lo mejor estábamos hablando de un grupo de 16 y no de dos de ocho. ¿Pero quién soporta eso? ¿Quién va a Plasencia, a Melilla…? Es una barbaridad. Y mira que a Melilla le da la Española una ayuda de mil y pico euros por cada viaje.

P. Cuando no hay dinero es cuando hay que estar más finos en la gestión. Y me refiero tanto a los clubes como a la Federación.
R. Lo que no esperábamos nosotros, y te lo digo en serio, es que se pudiera dar esa situación con el Bball y que fuera precisamente el Coín el club con el que tenía que enfrentarse para conseguir la plaza que quedaba libre para los que iban fuera de plazo. Era el único que había quedado mejor que el Bball tanto en la liga regular como en la fase de ascenso. Si hubiera sido cualquier otro el que se queda en la segunda repesca, por así decirlo, el Bball está en EBA. Ha tenido mala suerte. Es verdad que no ha cumplido en plazo, partimos de eso.

Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO
Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO

P. En el Bball argumentan que en otros años entraron finalmente en la Liga EBA en circunstancias parecidas.
R. Sí. Pero en otros años tampoco se dieron las circunstancias de esta temporada para cubrir las plazas. Es verdad que no han tenido suerte, pero hay que aplicar la normativa y esto es lo que ha sucedido.

P. ¿Qué relación tiene ahora, tanto en lo personal como en su calidad de presidente de la FAB, con el Bball? ¿Se ha resquebrajado por este asunto?
R. No, no. La relación es correcta, normal. Por nuestra parte, nada. Además, en teoría quien lo expulsa es la Federación Española. Nosotros no hemos tenido ahí nada. Ni ellos nos han mandado ningún escrito culpándonos ni nada. Además, yo he coincidido con ellos en la presentación del Memorial de Abilio y no me dijeron nada sobre esto. Y como Federación, pues el trato entiendo que es como debe de ser: aséptico, como si fuésemos un ministerio. Damos un servicio a los clubes y les tratamos a todos por igual, conforme a los reglamentos.

P. Ha seguido la trayectoria del Bball desde que se creó. ¿Cómo valora lo que ha sucedido? ¿Qué sensación le queda?
R. Pues un poco de injusticia. Ilusión no les ha faltado. En los partidos, lo que es la parte externa lo bordan. Lo hacen muy bien. También veo injusto que a lo mejor quede la sensación de que nosotros no hemos hecho todo lo posible para que estuvieran en Liga EBA.

“La sensación que me queda con el Bball es un poco de injusticia. Ilusión no les ha faltado”

Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO
Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO

P. Ahora hay otro proyecto, el del Cordobasket. Aunque en Córdoba lo de hablar de proyectos…
R. Es que a mí me suena hasta mal la palabra, porque dices proyecto y parece que estás hablando de fracaso del tirón. El proyecto es algo de lo que se habla pero que no existe. Hay que ver realidades, lo que hay.

P. Porque pensar en un futuro en una categoría profesional en Córdoba… Con la que se ha formado, mirar hacia la ACB parece un chiste.
R. Yo es que eso no lo voy a ver. Eso seguro. Por lo menos, mientras esté ejerciendo en la Federación. Ojalá pueda ver la ACB en Córdoba un día, ya jubilado. Pero me extraña. Me extraña muchísimo. Lo que está muy claro es que algo hay que hacer porque Córdoba se merece, como mínimo, un club en LEB Plata.

P. Parece que material humano para poner unas bases deportivas sí que hay. ¿Falta capacidad de gestión? ¿Se saben construir equipos pero no clubes?
R. En la temporada pasada quedó demostrado con el Bball y en ésta con el Cordobasket que se puede competir en Liga EBA con jugadores de Córdoba. Se sufre, de acuerdo. Pero hay un grupo de jugadores de la provincia que son válidos para estar dentro de una plantilla de esta categoría y aportar. Se puede estar ahí.

P. La cantera sigue generando jugadores. Hay un buen nivel técnico que se sostiene en el tiempo. ¿Por qué se frena todo?
R. Eso nos tenemos que preguntar. El otro día nos comentaba nuestro delegado en Huelva el buen nivel que hay en Córdoba de entrenadores y jugadores, comparándolo incluso con Málaga. La gente de fuera eso lo ve. Hay muchos jóvenes con talento que pueden aspirar a llegar a un equipo de su ciudad en una categoría como EBA o LEB Plata, que se pueden identificar con esto. También hay chavales que se han ido a canteras de ACB para tener una oportunidad y que en un futuro pueden tener un papel importante aquí. Y entrenadores los hay muy buenos: Rafa Sanz, Luis Requena, Edu Pérez… Tenemos gente de Córdoba en los grupos técnicos de las selecciones nacionales. Hay mucho potencial.

Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO
Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO

P. Volvemos al tema Cordobasket. Resulta paradójico que con tanta tradición y medios humanos, el máximo representante de la provincia sea un club que acaba de debutar en una categoría senior. ¿Qué impresión le da esto?
R. Lo que pasa es que el Cordobasket -y yo no digo que el Bball no lo tuviera, ojo, sino que a lo mejor lo tenía un poquito más diferenciado- tiene una pirámide bien montada. Tienen mucha base. El problema ahora es aguantar. Es una carrera de fondo. Cuando empezamos todos somos estupendos, magníficos y maravillosos.

P. El Bball también arrancó con buen aspecto.
R. Sí, ya te digo que en los comienzos todo es maravilloso. Luego está la realidad. Al final no encuentras todo el apoyo que quieres. Nosotros, como Federación, el apoyo que podemos dar es muy limitado. Asumir arbitrajes de algún torneo… poco más. La Federación es para todos los clubes y como decía antes, hay que ser lo más aséptico posible y tratar de ser justo con los intereses de todos. De ilusión se puede vivir uno o dos añitos, pero llega el tercero y ya… No es sencillo. Y aquí tenemos la puñetera manía de criticarlo todo. Yo lo percibo. Intentas hacer cosas, pero hay mucha gente que no es que no apoye. Es que va más allá y lo que quieren es que fracases, que no salgan las cosas bien. Es duro, pero así es. Aquí viven más cómodos en el conflicto, en la pelea con el otro. Disfrutan de que te salgan mal los planes. Parece que el que tú te puedas equivocar le da la razón al otro y no es así.

“Bball y Cordobasket demuestran que se puede competir en EBA con jugadores de Córdoba”

P. El otro día asistió al primer partido del Cordobasket en la Liga EBA. Estuvo en el palco. Y, por cierto, esa presencia provocó críticas y comentarios malévolos. ¿Qué vio desde allí?
R. Pues vi ilusión y un poquito de miedo. Igual pensaban: si perdemos éste… la que nos va a caer. En esta ciudad nos alegramos de los fracasos del vecino. En Córdoba se ve más. Yo, que por suerte o por desgracia me toca viajar mucho, veo que en otros sitios no es tanto como aquí. O será que lo tengo más cercano. En otras provincias hay sus cosas, pero no lo ves tan acusado.

Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO
Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO

P. Pero esto viene de largo. Desde la época del Cajasur, con Andrés López y Abilio Antolín, el equipo que ejercía como abanderado del baloncesto en la ciudad era objeto de durísimas críticas. Y ahora decimos que aquellos tiempos eran ‘la edad de oro’. Llevamos más de una década de proyectos, aventuras, fusiones, separaciones… Todo eso lo ha vivido desde primera línea en la Federación.
R. ¿Y sabes qué es lo que más coraje me da? Que ahora miren hacia atrás y valoren lo que había. Eso es injusto. Tuvieron su momento y a su manera dieron un sitio al baloncesto de Córdoba. Ahora nos acordamos de Andrés López, Abilio, Fernando París… También es verdad que ellos tenían otra filosofía que no es la que hay ahora. Andrés no quería cantera. Le salía más barato fichar a un tío que invertir en la cantera.

P. En otros sitios como Málaga o Sevilla lo tuvieron más claro. Aquí, el nombre de referencia siempre fue un equipo construido en función del dinero que hubiese en ese momento y sin cantera. Y luego encontramos entidades volcadas con la formación, acreditadas por un trabajo de años, pero que no quisieron o pudieron sacar adelante un equipo sénior en una categoría atractiva para el público.
R. Aquí el club que estaba en la categoría más alta del baloncesto miraba por el interés del primer equipo y la cantera se resolvía con convenios y acuerdos, porque federativamente lo necesitaban por obligación, pero nada más. Nunca ha habido una cantera propia.

P. Volvemos a lo de siempre: hacer un equipo puede ser sencillo si se tiene dinero, pero hacer un club requiere además tiempo, método y capacidad para aunar la labor de formación en cantera con una oferta de espectáculo que interese al público y genere negocio.
R. El debate está ahí. Vemos lo que viene pasando en Córdoba y podemos mirar otros sitios. Hay de todo. El Unicaja, por ejemplo, puede ver más interesante traerse un cadete polaco que tener a un chaval desde mini. Yo difiero en eso, aunque es verdad que últimamente fichan poco. Tienen una gran ventaja sobre todos en Andalucía y es que disponen de la Escuela de Los Guindos, con unas instalaciones y un vivero de chavales que siempre les está surtiendo. Más los que traen después de fuera, aunque cada vez son menos. Eso es una manera de hacer cantera. Ya están mirando para las provincias de Andalucía, pero creo personalmente que estamos perdiendo un poco la cabeza. El chaval que destaca un poco lo coge Unicaja o si no el Baloncesto Sevilla. Hablamos de jugadores muy jóvenes, cada vez más.

“Ahora nos acordamos de Andrés López, Abilio, Fernando París… También es verdad que ellos tenían otra filosofía”

Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO
Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO

P. ¿Se le da más valor entonces al impacto inmediato? ¿Se pone más el acento en ganar títulos en cantera que en formar al jugador? Me acuerdo de Porzingis en las categorías base del Cajasol de Sevilla.
R. Es verdad que se echa de menos la paciencia con los jugadores, el formarlos para que den en un futuro lo mejor. A Porzingis lo rechazamos nosotros de la selección andaluza cadete porque no valía, ¿eh? Tenía una anemia de caballo, muy delgado. ¿Quién va a contar con este tío si es un muerto? Y míralo ahora. [ Kristaps Porzingis, ala pívot letón de 2,21 de estatura y 21 años, fue elegido en la posición número 4 del Draft de la NBA de 2015 por los New York Knicks, donde es una estrella ].

P. Lo de las canteras ACB es un mundo complicado.
R. Eso pasa también en Córdoba, ¿eh? Aquí se conforman con ganar su liga y asegurarse el título para luego ir al Campeonato de Andalucía y no hacer ni el huevo. Prefieren eso en lugar de trabajar de cara al jugador. ¿A ti qué más te da? ¿Qué más dan los títulos? El baloncesto de formación debe ir a favor del jugador, de mejorar las condiciones que tenga innatas y darle tecnificación. Si ganas títulos, bien. Si no, lo importante es que el jugador sea mejor cada año y no que te sirva para que un año o dos tu equipo gane. El Sevilla ha cogido ahora dos niños de Huelva, uno de ellos es un mini de primer año. Lo veo una barbaridad. No de ellos, sino de los padres. Hay casos que son de locura. Pero bueno, hay que respetarlos a todos.

P. ¿Cómo valoras el regreso a Córdoba de Rafa Sanz? Desde luego, no ha pasado desapercibido. Su presencia siempre genera movimientos.
R. Nosotros estamos abusando de él, porque cada vez que tenemos un acto le llamamos para que nos dé un clinic o una charla. Hay que tener mucho valor para afrontar un reto como él lo ha hecho. Él es un referente. Hay algunos a los que no les gusta Rafa Sanz. Y no es que no les guste, es que además dicen que es muy malo entrenando. Pues bueno. Será que en todos los años que lleva como profesional nadie se ha dado cuenta menos el que dice eso. Es una opinión. Lo que está claro es que es el máximo referente que hay ahora mismo en los banquillos de Córdoba. Además, lo hemos fichado para la selección andaluza de cadetes y esa decisión no ha tenido ningún tipo de controversia. El entrenador de Unicaja no ha podido este año y cuando tuvimos la oportunidad salió el nombre de Sanz y nadie se opuso. Es respetado en Andalucía a todos los niveles. Nosotros tenemos que aprovecharnos de que esté aquí. La parte buena, si se puede decir así, de la crisis del baloncesto es que en Córdoba podemos contar con un hombre como Rafa Sanz. Creo que vamos a tenerle aquí unos años.

P. ¿Puede ser Rafa Sanz la pieza sobre la que gire un plan de ascenso en Córdoba, a corto o medio plazo, al menos a LEB Plata?
R. Sí, sí. Como mínimo eso. Pero entiendo que la Federación Española tiene que bajar la cuota de inscripción.

“Hay algunos a los que no les gusta Rafa Sanz. Y no es que no les guste, es que además dicen que es muy malo entrenando”

Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO
Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO

P. Lo de que quedarse sin ascensos por motivos económicos es doloroso. Muchos deciden echar la persiana. Y Andalucía ha perdido en los últimos años muchos clubes.
R. Ahora mismo tenemos solo dos en LEB Plata, el Granada y el Morón. En LEB Oro, nada.

P. Poca cosa.
R. Muy poca. Y en femenino también se lo han cargado todo. Teníamos la opción del Conquero de Huelva, el Presentación de Granada, Almería… Yo no sé esta familia. No digo el presidente, porque creo que él al final se ha dado cuenta de que tenía que haber mirado el mapa de España antes de tomar estas decisiones. Aunque él no las toma, sino la Comisión Delegada. Allí han mirado un poquito más para su ombligo. Se han preocupado de que los suyos estén dentro. A mí me dijo un presidente que lo que nosotros deberíamos haber hecho es avalar a los clubes de Andalucía. ¿Cómo voy a compromer yo a la Federación Andaluza avalando a 14 clubes de la Liga EBA, dos de LEB Plata y los femeninos? ¿Desde la Federación? ¿Y si alguno falla? ¿Cómo justifico yo ante los equipos de base, que son mi función principal, que he perdido cuatro, ocho o veinte mil euros porque ha habido alguien que no ha cumplido? No estoy de acuerdo con eso. Es verdad que ha habido federaciones que han avalado a sus equipos para que estuvieran en Liga Femenina 2, pero es que estamos hablando de 70.000 euros de aval, ¿eh? Que no son diez mil euritos que pongo aquí. ¿Y si falla qué? ¿Cómo lo justifico? No puedo meter la gamba así, no puedo ser un irresponsable.

P. Ha sido un verano turbulento.
R. Todo empezó con el lío del baloncesto femenino. Dejaron fuera a todos los equipos andaluces. Es verdad que los clubes no cumplen, que iban todos fuera de plazo, pero no había pasado nunca porque se arreglaba con ampliaciones, ajustes… Yo coincidí con Jorge Garbajosa [presidente de la Federación Española de Baloncesto] en el partido de la selección España en Málaga y me dijo: ¿Cómo estás? Y le dije: Pues calcula cómo estoy, si habéis dejado fuera a los clubes. ¿Que han llegado fuera de plazo? Por supuesto, pero es que el caso del Conquero no les habéis dado ni siquiera opción de meterse en Liga Femenina 2. Le condenáis, después de haber sido campeón de la Copa del rey y tercero de su liga, a la desaparición. Porque ellos no habían solicitado plaza en Primera Femenina, como es normal. Después nosotros los hemos rescatado, como se ha hecho con el Bball. Me dice Garbajosa: Antonio, si tú me mandas un escrito solicitando ampliación de categoría de LF2, yo lo apoyo. Les mandamos el escrito y me dice que de los 28 equipos inscritos, si 21, que son el 70 por ciento, dicen que sí a la ampliación, adelante. Y entonces le dije: eso es imposible y lo sabes. Total, no obstante lo vamos a intentar. Se lo dije a los equipos nuestros que se habían quedado fuera para que llamaran a los demás y conseguir adhesiones. Intentamos que nos echaran una mano y encontramos dos aliados, Cataluña y Galicia, a los que les interesaba una liga de 32 y cuatro grupos de ocho equipos por cercanía geográfica. Empezamos a movernos, pero en Canarias nos dijeron lo siguiente: el Cabildo, para ligas de ocho equipos, no paga desplazamientos. Y ahí ya no llegamos. A Madrid había que dividirle equipos y también dijeron que no. A partir de ahí, imposible.

P. ¿Cuál es entonces el estado de salud del baloncesto andaluz?
R. El que tira del carro es Málaga, que es brutal. Luego está Sevilla, con el Betis. Y Granada está saliendo adelante.

“A Porzingis lo rechazamos nosotros de la selección andaluza cadete porque no valía”

Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO
Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO

P. ¿Puede ser el de Granada un ejemplo para otros clubes? Hace dos años competía con el Bball en la EBA.
R. Es que a Granada le están apoyando bastante. Aparte de todo, tienen tradición. Económicamente, el club de Granada está bastante apoyado sea por abajo o por arriba. No te digo que el Ayuntamiento les dé dinero directamente, pero sí que les ayuda a abrir puertas y conseguir apoyos. El año pasado consiguieron el aval a partir de una hipoteca de unos terrenos. Eso no es fácil para un ser humano. Allí hay mucha tradición, mucho poso. Les pasa un poco como Málaga. Hay jugadores de categoría intermedia en esas provincias que son importantes en otras. Tú traes un jugador de Málaga, y no hace falta que sea de Unicaja, al Espejo o al Montilla de Primera Nacional y no solamente no desentona, sino que seguramente sea de los mejores. Tienen otra cultura. Sevilla, por ejemplo, no la tiene. Lo intentan, pero no lo llevan en la sangre.

P. ¿Y en Córdoba por dónde se ve el futuro? ¿Se pueden hacer jugadores aquí para competir en una EBA o LEB Plata? ¿Se puede confiar en recuperar a una generación de exiliados como ocurrió en su época con el Cajasur cuando vinieron de vuelta jugadores que estaban en el Unicaja, el Joventut, el Granada…? Porque a golpe de cheque ya está claro que no es posible.
R. Aquí, a los que están fuera y son profesionales o semiprofesionales, no les pueden pagar. Y la fórmula que había antes de encontrarles un trabajo, pues tampoco parece sencilla. La situación es muy complicada.

P. Hay chavales que se siguen marchando a canteras de ACB. En Córdoba no hay actualmente una perspectiva más allá de la Liga EBA, que es una división, no nos engañemos, que reúne poco atractivo. Y tampoco es que haya un club de referencia al que los mejores talentos vayan de manera natural. La cantera de Córdoba es la de cada club. Parece que no hay manera de lograr un consenso. Y al final nos encontramos con que el circuito de jugadores locales no se renueva.
R. Yo este verano me he quedado alucinado. Fíjate. Me he llevado un berrinche cuando he visto cinco equipos de Córdoba en categoría nacional y que no hay jugadores. ¡Algo estamos haciendo mal! Mira, hay muchos que terminan la liga junior y como la senior provincial no es nada del otro mundo, pues se meten a jugar en los Municipales, que es un día a la semanita y ya está. ¿Pero que no seamos capaces de generar jugadores en Córdoba para sus equipos de Primera Nacional y tengamos que recurrir, con todos mis respetos, a Ferrer? Es que aquí hay algo que hacemos mal, seguro. Muy mal. O los clubes no preparan bien a los jugadores o no sé que pasa. La Liga Junior es más o menos competitiva. ¿Los que terminan ya no valen para senior? Además, para una competición que ni siquiera tienes descensos. ¿Y no apuestas por los chavales que salen? No lo sé. Yo creo que al final falta decisión de los entrenadores, porque desde pequeñitos se trabajan muy bien pero luego de mayores ya es todo distinto y a lo mejor no entienden que la formación continúa. Igual que pasa en las bases. En minis competimos muy bien, en infantiles también aguantamos más o menos pero llegamos a cadetes y estamos muertos. Hay equipos senior nuestros que se han planteado no salir porque no tenían jugadores suficientes. No le encuentro explicación. ¿Qué quieren? ¿Que salgan de juniors muy buenos? Si fueran buenos, se los habría llevado ya Unicaja o Sevilla hace dos o tres años. Yo creo que hay que dar oportunidad a gente que tiene margen de mejora, que conservan la ilusión y que no te van a pedir dinero por jugar. Pero bueno, igual es que no entiendo este afán de competición en estas categorías. Yo, como vengo del mundo arbitral, lo veo todo entre comillas sin pasión. A lo mejor se me escapan algunas cosas porque no tengo el gen competitivo. Hemos tenido a Espejo en vilo y hasta al Carmen, que es un club de cantera. De verdad que me cuesta entenderlo.

Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO
Antonio De Torres, presidente de la FAB | MADERO CUBERO

P. Terminamos con la mirada en Córdoba. ¿Es posible una unión de fuerzas para elevar el nivel de un deporte que, pese a no haber tenido jamás un representante en la élite, conserva un buen nivel de arraigo social?
R. Aquí tiene la gente el disco duro muy amplio. Todavía se acuerdan de cuando en el año 90 yo te pedí el cambio de un partido y tú me dijiste que no, o que tú me pediste un tiempo muerto en la final de hace catorce años que no me sentó bien, o aquel jugador que en 2001 yo tenía en infantiles y te lo llevaste… Así estamos. Cada vez que voy a algún acto deportivo me encuentro a alguien con anécdotas de ese tipo y les digo que a mí no me van a contar la historia del baloncesto en Córdoba. Yo, por suerte o por desgracia, llevo más años que todos los que están ahora mismo en baloncesto. Si yo ahora me acuerdo de que cuando era árbitro uno me dijo ‘hijo puta’ en un partido y ahora viene a pedirme un favor, no le voy a sacar eso. Es absurdo. Aquí no se perdonan las cosas. Nadie perdona a nadie. Es algo patético. Te refieren cosas que son de locos. Te dicen que uno fue a su escuela y se llevó a cuatro niños. Es una guerra en la que van coleccionando batallas y no las olvidan nunca. Y cuando hay ocasión se las echan en cara.

“Aquí no se perdonan las cosas. Nadie perdona a nadie. Es algo patético. Te refieren cosas que son de locos”

P. Pero al final todo es un conflicto por el control de zonas de influencia. Y el trasfondo es económico.
R. Claro, en el fondo está el dinero. Al final, quienes mantienen los clubes son los padres con sus cuotas. Sin el dinero ese no puedes mantener nada.

P. Y luego está lo de llevarse jugadores de un club a otro, con toda la carga que eso conlleva. Los robos de jugadores, que siempre lo son cuando los hace otro que no eres tú.
R. Uno te cuenta que otro le ha quitado a fulanito a menganito. Y todos han entrado en la vorágine, por lo que dicen, de todos quitarse y todos tocarse. Nosotros tuvimos en julio una reunión de los clubes en la que hablamos de eso.

P. ¿Pero hay normativa?
R. No la hay, vale. Hay un código ético, pero esto si no tiene una sanción es como si no existiera, no sirve de nada. En julio ya estaban como siempre, todos liados: que si me quita el Cordobasket, que si me quita el Bball… En la reunión les dije: ‘Vamos a hacer una cosa, lleguemos a un pacto. Desde que un jugador llegue hasta que sea cadete de primer año no se puede ir. Y ningún club puede hacer el intento de ficharlo antes de esa edad’. Todos agacharon la cabeza. Nadie dijo nada. Entonces que no vengan luego a decir que éste me ha quitado o éste me ha tocado. Si esto es muy simple. Además, tienen que respetarlo. Puede ser una aberración o antinatura, pero es que ya existe. La cantera es una película en la que es todo mentira.

“La cantera es una película en la que es todo mentira”

Antonio De Torres, presidente de la FAB | MARIBEL LUQUE
Antonio De Torres, presidente de la FAB | MARIBEL LUQUE

Un comentario

  • Hola, guest