Una imagen de la instalación 'Un proyecto, dos fotos' de El Arsenal | MADERO CUBERO
Una imagen de la instalación ‘Un proyecto, dos fotos’ de El Arsenal | MADERO CUBERO
‘Un proyecto dos fotos’, de Laura Hernández e Izaskun Álvarez, indaga en La Cajita, de El Arsenal, los distintos planos de nuestras vidas en Internet

Las redes sociales se han abierto un hueco cada vez más grande en nuestras vida. Para cada ecosistema virtual generado, ya sea Twitter, Facebook o WhatsApp, los humanos hemos traducido los códigos sociales consensuado durante siglos. Pero además hemos generado otros nuevos y específicos para esas potentes herramientas. Y nada escapa. En Internet volcamos nuestro caleidoscopio vital, desde los planos públicos a los íntimos, de los profesionales a los más personales y secretos. Y las redes sociales son también el espacio donde mucho artistas investigan campos casi vírgenes de expresión. Un ejemplo lo encontramos en Un proyecto dos fotos, que se integra dentro de la Bienal de Fotografía de Córdoba, en la sala La Cajita, de El Arsenal.

Se trata de un diario fotográfico entre Laura Hernández e Izaskun Álvarez, dos amigas que coincidieron temporalmente en situaciones emocionales paralelas. A pesar de la distancia o quizás motivadas por esto mismo y la necesidad de compartir sus experiencias, deciden iniciar este diario en la red social Facebook (pincha aquí para ver su perfil). Proponiendo un tema (o varios) al día a través del WhatsApp, ambas fotografían a la vez con sus teléfonos móviles algún aspecto de su vida íntima, publicando una imagen final compuesta que une las dos visiones de un instante compartido, y creando un retrato eventual y común durante 301 días, entre octubre del 2013 y agosto del 2014.

Como dice Laura en un comentario de la red social: “Queríamos saber más la una de la otra, para así conocernos mejor y apoyarnos, darnos una alegría al día, saber que iba a suceder…”. Izaskun añade: “…Días azules, espacios negros… subir, bajar, escribir, pensar, situar, reflexionar. Enfados, alegrías, aburrimiento, ilusión, tristeza, trabajo, proyectos, espacios (…)”.

Esas experiencia se recrea ahora en El Arsenal, proyectando las imágenes que ellas envían en función de los mensajes que reciben de usuarios que les escriben propuestas para fotografiar. Usuarios que, por supuesto, ellas no conocen de nada. De esta forma, y desde la propia experiencia de sus autoras, Un proyecto dos fotos nos cuestiona el uso de las redes sociales y qué hay de real o ficticio, de íntimo o público, de presente o ya caduco en cada una de esas imágenes que compartimos a diario.

Una imagen del perfil de Facebook de 'Un proyecto, dos fotos'.
Una imagen del perfil de Facebook de ‘Un proyecto, dos fotos’.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest