El escritor Federico Abad. | MADERO CUBERO
El escritor Federico Abad. | MADERO CUBERO
El escritor Federico Abad recrea en ‘Allí donde el silencio’ episodios y personajes de la represión franquista en Córdoba que sirven de base para esta novela histórica

Bruno Ibáñez fue Jefe de Orden Público en Córdoba entre septiembre de 1936 y marzo de 1937, tiempo suficiente que le valió para ser recordado como un genocida por el número de crímenes que cometió. Don Bruno, como se le conocía entonces, es el personaje real que sirve para hilar varios momentos históricos en la nueva novela del escritor Federico Abad, quien en Allí donde el silencio utiliza este género como una herramienta más para hacer memoria histórica.

“Me obsesionó ese personaje”, dice el escritor sobre Don Bruno, cuyas acciones conoció de primera mano con una muerte en su propia familia durante la represión franquista. Dos años de escritura le ha llevado a plasmar en esta novela, que califica como un auténtico thriller, “hechos históricos rigurosamente ciertos” para los que ha seguido un arduo proceso de documentación y que suponen “mi granito de arena a la memoria democrática”.

Leaderboard-02-post-cultura – Otoño 2017 – IMAE

Pero esos hechos sirven también de base para novelar una nueva historia. Una historia que protagoniza un profesor de Historia que deviene en investigador y que, desarrolladas en varias localizaciones, traslada al lector a tres momentos históricos: los años de la guerra civil y la represión franquista; el año 1976 con el inicio de la Transición y, finalmente, los días entre el 11 y el 14 de marzo de 2004 que se vivieron con los atentados a varios trenes en Madrid.

Tres momentos, personajes y lugares que sirven para reflejar “las dos Españas” en cada uno de esos momentos históricos, con sus sentimientos y acciones que se ven reflejadas en esta novela para que nada de ello quede en el silencio.

Un fin, el de hacer memoria, al que han querido sumarse en la presentación de la novela este jueves en la Biblioteca Central, el director general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, Luis Naranjo, y el profesor de Historia Antonio Barragán.

No hay comentarios aún

  • Hola, guest