Jueves, 24 de julio de 2014,

La foto que se perdió en el Portillo de Córdoba

ALFONSO ALBA | 22 de marzo de 2013 a las 8:21 | 5 comentarios
Una máquina derriba la casa en ruinas de la calle San Fernando. FOTO: MADERO CUBERO

Una máquina derriba la casa en ruinas de la calle San Fernando. FOTO: MADERO CUBERO

Urbanismo demuele una casa en ruinas en la calle San Fernando de Córdoba después de que esta semana se viniera abajo su techumbre

Apoyados en el arco del Compás de San Francisco un numeroso grupo de vecinos discutía mientras una gigantesca máquina de demolición hacía un escrupuloso trabajo de demolición. “¿Pero es que era imposible conservar al menos la fachada?”, decía una vecina cargada con bolsas de fruta. “Eso parece. Es que estaba en ruina”, le reprochaba otro. Y entonces comenzaba una discusión que acababa en la pena que daba ver cómo un edificio que siempre había estado allí empezaba a dejar de formar parte del paisaje de la calle San Fernando esquina con el popular Portillo. “Es para que vinieran los tíos de la Unesco a ver eso”, decía otro.

Hoy continuarán los trabajos de demolición de una vivienda declarada en ruina esta semana después de que se hundiera su techumbre en la calle San Fernando. Ayer, los operarios no pudieron culminar un trabajo iniciado muy de mañana y que mantuvo cortada al tráfico la calle más transitada del casco histórico de Córdoba durante buena parte de la jornada.

La demolición es especialmente significativa a la par que dolorosa. La casa en ruina forma parte de una de las postales de la ciudad. Sale en casi todas las fotos que se han hecho (ya no saldrá más) del Portillo, la puerta de entrada a la Medina desde la calle San Fernando. La vivienda, como todas las de la acera derecha de la calle, está apoyada además sobre la antigua muralla de Córdoba, la que separaba la Medina de la Axerquía. Por eso, a muchos vecinos le ha sorprendido la rapidez con la que se han ejecutado los trabajos de demolición.

Fuentes municipales han precisado que la casa estaba en ruinas y que tras el derrumbe de esta semana había un peligro grave de que el inmueble se viniera abajo de forma incontrolada. Por eso se ha demolido. Las fuentes han insistido en que no se ha podido conservar la fachada y que ahora el propietario tiene la obligación de reconstruirla en cuanto decida volver a construir sobre el solar que quedará como una mella frente al Portillo. Ahora será más fácil sacar las fotos del Portillo. Pero antes eran más bonitas.

La calle San Fernando ha estado cortada al tráfico durante todo el día. FOTO: MADERO CUBERO

La calle San Fernando ha estado cortada al tráfico durante todo el día. FOTO: MADERO CUBERO


5 comentarios

  1. Javi
    16/04/2013 a las 11:09

    A propósito de la foto que se perdió, aquí la podéis ver:
    http://www.flickr.com/photos/javism/5433492842/lightbox/

  2. Pe
    05/04/2013 a las 9:54

    El amigo Harazem dice que la fachada no se movió ni un milímetro?? menos mal que su crítica está movida por el mayor odio anticlerical y sectario que he visto nunca, y no por motivos objetivos. Los que pasamos por el portillo todos los días (porque somos vecinos de toda la vida) sabemos que ya el lunes de la semana de marras, el ayuntamiento acordonó la zona (aunque todavía se permitía el paso por el portillo) debido a una gran grieta que atravesaba la fachada del edificio de arriba a abajo. Bomberos, técnicos, arquitectos…. estuvieron estudiando el inmueble toda la mañana (pregunte en los bares de enfrente). Se decidió entonces acordonar la zona y esperar a que terminaran las fiestas para tomar una decisión (nada de prisas por el paso de cofradías, como usted indica). El Jueves, cuatro días después, a media mañana se hundió el techo del inmueble, dejando el edificio sin cubiertas y con la fachada al aire (pregunte en los bares cercanos y a los vecinos, que avisaron a las autoridades a raíz del estruendo). Sólo entoces se demolió la fachada.

  3. jp
    22/03/2013 a las 23:54

    Hay que ver que gente mas lista lee aquí, que saben mas que los técnicos de patrimonio y que los arquitectos…No hay que ser de 3 cofradías, para echar abajo una casa con peligro de derrumbe, en una semana en la que los cordobeses se echan a la calle….Si la hubiesen dejado, se diría que que temerarios, que hay informes….. en Córdoba si no hay criticas es que no se ha hecho nada.

  4. Javier Fernández
    22/03/2013 a las 15:42

    El precioso lugar ha desaparecido y ha perdido todo su flipante estética. Consumado el derribo-bárbaro sacrificio patrimonial, el arco medieval ahora corre serio peligro, porque las piedras que lo sostienen, al perder la carga superior han empezado a abrirse en su parte inferior derecha. Aún a pesar de la presencia supervisora de varios técnicos en patrimonio, del ayuntamiento, de la junta y a título personal.
    Sería terrible que las prisas por despejar la zona para la “orgía procesional” acaben en la caida del arco y parte de la muralla.

  5. M.H
    22/03/2013 a las 8:04

    La casa era perfectamente salvable. Las fachadas no se movieron un milimetro cuando se hundió la techumbre. Un sistema de apuntalamiento hubiera sido perfectamente posible. Creo que estamos en el siglo XXI ¿no? Pero sobre todo los responsables de la conservación del casco antiguo tendrían que haber vigilado su estado desde que hace más de un año quedó deshabitada. Sólo porque se trata de un edificio protegido (fachadas y estructura) inscrito en un área Patrimonio de la Humanidad. El problema no es sólo que los responsables de este ayuntamiento tengan la sensibilidad de una galápago en el lomo para esto de cuidar la ciudad sino que no podían consentir que los trabajos de salvamento de una vivienda que pertenecía al patrimonio visual y emocional de todos los cordobeses les perturbara la Orgía Cofrade que se prepara en unos días. No por casualidad el concejal del casco Histórico pertenece nada menos que a tres ¡¡¡tres cofradías!!!

Comentar