leaderboard-01-post-cordopolis – Periódica Clínica Eduardo López – Clínica Eduardo López

 

VÍDEO: HISTORIAS DE LUZ

Una multinacional estadounidense compra las semillas para comercializarlas por todo el mundo

Un equipo de investigadores del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS) de Córdoba, dependiente del CSIC, ha logrado desarrollar una nueva variedad de trigo sin gluten, apto para el consumo de las personas celíacas que será comercializado por una multinacional estadounidense en el plazo de unos cinco o seis años. Este tipo de cultivos no puede ser desarrollado en España, que tiene una normativa mucho más restrictiva con el tema de los transgénicos.

Los investigadores cordobeses contarán con la colaboración del hospital Reina Sofía. Allí, probarán el trigo sin gluten con unos 500 pacientes, que durante seis meses comerán galletas y panecillos cocinados con este tipo de semillas novedosas.

Esta investigación, que comenzó en el año 2004, ha culminado con la neutralización de las gliadinas, proteínas presentes en el gluten del trigo, y que resultan tóxicas para las personas con esta intolerancia. El acuerdo ha tenido que ser alcanzado con una firma norteamericana ya que las leyes europeas no permiten el cultivo de este tipo de transgénicos por lo que el trigo llegará a Europa en grano o ya transformado en harina. Este logro permitirá que medio millón de personas celíacas en España, de las que se calcula que solo están diagnosticadas el 10%, puedan comer pan, pastas, dulces, pizzas… sin problemas de tolerancia, según aseguran sus creadores, que en los últimos años han sembrado este trigo en los invernadores que el Instituto de Agricultura Sostenible posee en la ciudad de Córdoba.

Leaderboard-03-post-cordopolis – Tu Navidad Tu Barrio – Ayuntamiento de Córdoba

Un comentario

× Necesitas estar logueado para entrar en la conversación
  • Pro: comienza a demostrarse que los trangénicos pueden ser muy útiles. Contra: como siempre, la explotación comercial por parte de la multinacional de turno es la prioridad máxima... Y tienen la jeta de llamarlo Instituto de Agricultura Sostenible (¿?)